Inicio
Sábado 3 de octube de 2009
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 3 Oct 2009:

Sábado, 3 de octube de 2009, Revista Tu Espacio
Idioma:
Tamaño:

Sobre diablos y diabladas A propósito de apreciaciones sesgadas


Es cierto que la figura del diablo es universal, como también es cierto que esta figura tiene un carácter particular en las regiones andinas del continente sudamericano. Pero más cierto es todavía que la muy popular danza de diablos en esta región obedece a procesos culturales altamente particulares, toda vez que en esencia encuentran argumentos de distinción social respecto de otras manifestaciones culturales similares.

Diablo y diablada son dos conceptos muy distintos, primero porque el diablo es una figura bastante genérica y abstracta. Segundo porque diablada es producto de un proceso de asimilación y particularización del diablo sobre un contexto específico, en este caso, el de la ciudad de Oruro y sus identidades a lo largo del tiempo.

Pero vayamos un poco más al fondo para precisar estas definiciones. Hasta la llegada de la colonia, en toda la región andina el diablo no existe como figura maligna, sino más bien como un espíritu de carácter fuerte, pero benefactor, al que se debe convidar y retribuir por los favores de protección y reproducción de los bienes materiales. Véase para este efecto la múltiple figura del antiguo Wari, que convertido en Supay, Sajra, Ñankha, Anchanchu, Haip’iñuñu, Sirinu, ostenta una advocación diversa dependiente del contexto y la función social en el que se desenvuelven las fuerzas de la naturaleza humana.

Así pues, nace el Tío de la Mina en Oruro, que en términos generales es la conjunción de elementos agrícolas procedentes de las regiones circundantes a la ciudad, como también de otros emergentes de la cultura minera, que luego, con el paso del tiempo fundará su rol social, económico y político como figura de la tradición popular. Los diablos aymaras no son lo mismo que los diablos de la cultura popular.

La bota inglesa, a manera de perón senatorial romano; el terciopelo chino, que en un principio se trataba de cueros animales y sedas hindúes, ó las mismas piedras de cristal japonés, son muestra de un proceso que deviene del mundo global pero que adquiere características propias en el sentido local, no significando otra cosa más que la figura del dios propio mediante revestimientos que provienen de la experiencia cotidiana.

La máscara no es un objeto cultural propio de un medio específico, pero su uso y función simbólica está extendido por todos los confines de la tierra. En ese sentido, cubrir la cara para descubrir un sentido oculto es de todas las culturas del mundo, no obstante, cubrirlas de una manera determinada sólo puede ser una construcción local con un alto grado de especificidad. Como es el caso de las que se utilizan en la diablada de Oruro.

Tanto la forma de representar a los dioses como la particularización de estos procesos dinámicos en el tiempo son motivo suficiente para encontrar en la diablada, un proceso histórico que sólo puede haberse sucedido en la ciudad de Oruro.

En Oruro, la tradicional manera de representar a los dioses locales por medio de máscaras de yeso tiene una data de cuatro generaciones de artesanos, de entre los cuales se identifican dos vertientes, la de Paria y la de Oruro que al mismo tiempo definen tres escuelas de diseño, derivando actualmente en cinco estilos y determinando además el establecimiento de siete subestilos.

Dentro de ese orden, es importante destacar que en el proceso histórico de representación de los diablos orureños por medio de máscaras existe un quiebre sustancial en torno del soporte material de la cultura: éstas se transforman en caretas y de allí emerge una vertiente muy particular de reinterpretación de los sentidos expresivos, lo que también redefine técnicamente la forma de concebirlas y elaborarlas; formas únicas en el mundo que tienen una raíz común pero que en definitiva sólo son así en Oruro, por lo que la traducción de los estados de la cuestión simbólica solo son manifestados en este lugar del mundo, algo que no siempre suele ser bien entendido en el marco internacional pues desarraigar estos elementos culturales de la región andina de Oruro sólo abre la posibilidad a que otras regiones reinterpreten este patrimonio para expresar su realidad.

Hay tres cosas dentro del marco de la gestión del patrimonio que todos nosotros debemos saber. La primera es que la cultura no es un hecho estático, ni en tiempo, ni en espacio. La segunda es que el patrimonio, al igual que la cultura, es una construcción social con ritmo propio y con identidad propia. Y finalmente, la tercera, que la diablada no es lo mismo que la sola representación de diablos en un espacio definido. Por tanto, no obedece a un patrón de respuesta social universal; es patrimonio de la ciudad de Oruro y como tal, es eminentemente una construcción social particular que responde a un proceso histórico, también particular, que define actores y medios específicos. Que en la actualidad sólo pueden ser vistos y experimentados en esta ciudad.

Es muy importante concebir la "diablada" como un hecho propio de las relaciones sociales, económicas y políticas de la ciudad de Oruro a lo largo de su historia y que además tiene la capacidad de narrar procesos específicos a través de su vestimenta, en los cuales está depositada la memoria de las capas culturales que se han asentado en el medio con el tiempo.



*El autor es magíster en Gestión de Patrimonio y Desarrollo Territorial, siendo su área de investigación desde hace más de 15 años la mascarería de Oruro. Es también profesor en las materias de Patrimonio y Etnomusicología en la Carrera de Antropología de la Universidad Católica en la ciudad de Cochabamba.











tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Sobre diablos y diabladas A propósito de apreciaciones sesgadas

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2018 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Tu Espacio - Pág 6 de 12
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 357 invitados en línea