Inicio
Lunes 25 de julio de 2011
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 25 Jul 2011:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Lunes, 25 de julio de 2011
La Paz, 23, LA PATRIA.-, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:
Según un informe de la Fundación Milenio

Los transgénicos ya están en Bolivia, se usan y se consumen


La soya, uno de los alimentos producidos con modificaciones genéticas
Los Organismos Genéticamente Modificados (OGM) más conocidos como transgénicos, ya están en Bolivia, se usan en la agricultura y se consumen ya sea por la utilización de los aceites de soya o la importación de maíz argentino o la ingesta de granolas, cereales y otros productos nacionales o importados que utilizan insumos provenientes de OGM.

La afirmación está contenida en un informe de la fundación Milenio que además dice que el problema "no es ideológico como pretenden algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s), sino de una adecuada combinación de eficacia productiva con inocuidad alimentaria. Algo que en Bolivia seguramente nos costará lograr".

QUÉ SON LOS TRANSGÉNICOS

El informe de Milenio dice que los OGM fueron plantados por primera vez en 1996, a partir de la biotecnología; es decir, productos a los que se les han insertado genes de otra especie para lograr resultados concretos, (crecimiento más rápido, resistencia a plagas, tolerancia al frío o al calor, etc.).

Son parte de un proceso de búsqueda muy antiguo, mediante el que el hombre ha tratado de modificar los vegetales para controlar de mejor manera a la naturaleza y sus fuerzas.

En ese camino, mediante desarrollos de décadas e incluso siglos, utilizando técnicas de cruce y selección, se fueron obteniendo variedades diferenciadas de las coles o coliflor, de manzanas de California y de muchos otros productos. La diferencia es que la biotecnología moderna lo hace más de prisa y sabiendo de antemano las características que quiere lograr en los nuevos productos.

Dos son las características centrales introducidas en los OMG: La mayor resistencia a los herbicidas, lo que posibilita eliminar las malezas sin afectar al producto; la resistencia a los insectos mediante la inserción de una bacteria que les resulta letal.

Más novedosas e incipientes son las especies transgénicas con resistencia a los virus y las sequías. Finalmente, los científicos trabajan en vacas que produzcan leche con proteínas, papas que no absorban el aceite en el que son fritas y de ese modo sean bajas en calorías.

A diferencia de desarrollos anteriores, como la Revolución Verde, que en las décadas de los 60-80 puso al alcance de los productores variedades de trigo y arroz de alto rendimiento, la biotecnología genética la realizan desde la década del 90 grandes empresas privadas del sector agro-químico vinculadas a la industria de las semillas, las mismas que patentan sus OMG.

El primer alimento para el consumo producido como OMG fue el tomate que resiste más tiempo después de su cosecha; le siguió la soya resistente a herbicidas, cuya semilla se extendió rápidamente por el mundo; luego vino el maíz resistente a insectos y herbicidas. En menores cantidades, pero crecientes se encuentran el algodón, la alfalfa, la papa, la papaya, la remolacha azucarera y el chile dulce.

TRANSGÉNICOS EN BOLIVIA

En nuestro país solamente se autorizó la siembra de soya con semilla transgénica con objeto de hacerla resistente al herbicida Glifosato. Existen 780.000 hectáreas con soya de este tipo, lo que equivale al 88 por ciento de la superficie total cultivada en Santa Cruz. El rendimiento logrado es de 2.3 Toneladas por hectárea, es decir, relativamente cercano al de otros países de América Latina, habiéndose producido un ahorro de $us. 80 por hectárea en control de maleza.

Los productores de maíz, por su parte, insisten en la necesidad de que se autorice la importación de semilla transgénica de ese grano, con objeto de elevar los rendimientos del cultivo más extendido en Bolivia después de la soya, pues representa el 50 por ciento de la producción de cereales y es el que más bajos rendimientos tiene en el continente: 2.8 toneladas por hectárea. En Santa Cruz los rendimientos son algo superiores a ese promedio nacional, pues ya usan algunas variedades híbridas, precursoras de las transgénicas.

El principal argumento que se utiliza en el país entre quienes se oponen al maíz transgénico es que el efecto a mediano plazo será la desaparición de las variedades nativas, con la consiguiente pérdida del patrimonio genético de Bolivia.

De hecho, la recientemente promulgada ley de Revolución Productiva Comunitaria Agropecuaria tímidamente acepta el uso de transgénicos debidamente etiquetados, pero se opone a la incorporación de "semillas genéticamente modificadas de especies de las que Bolivia es centro de origen o diversidad o que atenten contra el patrimonio genético…".

Como el maíz es originario de la zona andina, probablemente la resistencia oficial a su uso agrícola se mantenga invariable. Paradójicamente, todo el maíz que se importa desde 2008 para el consumo humano es transgénico; es decir, los bolivianos ya estamos consumiendo este tipo de OGM, concluye el informe de Milenio.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Los transgénicos ya están en Bolivia, se usan y se consumen

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2020 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
  Cuerpo principal - Pág 1 de 1
Hazte fan de La Patria
      Hay 128 invitados en línea