Inicio
Viernes 31 de marzo de 2017
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 31 Mar 2017:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Viernes, 31 de marzo de 2017, Perspectiva Minera
Idioma:
Tamaño:

La inversión en exploración minera confronta varios factores adversos

•  La carencia de recursos económicos constituye el mayor problema

• La falta de reglamento en la Ley Minera 535 es otro impedimento


Los antiguos socavones se agotan paulatinamente, hay necesidad de reemplazar los yacimientos
En el tiempo actual y pese a una serie de anuncios de orden oficial en torno a inversiones para movilizar activamente la minería y la metalurgia del país, todavía no se han dado las condiciones reales para encarar la solución del problema que pasa por algunas limitaciones muy especiales, al no definirse una política específica para el sector que permita el desarrollo de planes adecuadamente estructurados y profesionalmente respaldados de modo que su cumplimiento permita el ingreso a una etapa de renovación de sistemas con perspectivas de rendimiento a corto y mediano plazo, entendiendo que los de largo alcance, algunos ya en operación, tardarán cierto tiempo en su definitiva consolidación.

Es evidente que la minería de por sí, es un negocio de mucha inversión en recursos económicos y en tiempo de realización, lo que obliga a ejecutar planes de "emergencia" para no seguir demorando algo que se considera vital para la minería del futuro y que consiste en la habilitación de nuevos yacimientos.

Preocupa saber que todavía se mantienen políticas obsoletas que permiten una irracional explotación de los pocos yacimientos aún rendidores, dejando pasar un tiempo precioso que debería ser aprovechado para encarar un proyecto renovador con sentido tecnológico moderno, económicamente respaldado y adecuadamente planificado que garantice la extracción de minerales en condiciones favorables a los productores de la minería mediana o pequeña, sean privados, del Estado o cooperativistas, que no podrán consolidar proyectos si no se disponen de normativas muy concretas y las seguridades jurídicas que atraigan y no ahuyenten las inversiones.

Cambios sustanciales no se han hecho y lo que mencionamos es repetitivo, el modelo "tradicional" persiste, por lo menos en el caso de la minería estatal, excepto el caso de Colquiri, las otras minas, menos mal muy pocas, siguen siendo parte del esquema de "extraer lo necesario para sobrevivir". Huanuni con un ingenio terminado, no puede habilitarlo y nadie toma responsabilidad sobre un hecho altamente lesivo al interés de la empresa, al no haberse exigido la previsión de asegurar dotación de suficiente agua para que un ingenio funcione. Increíble, el proyecto avanzó y a su conclusión el agua no llegó y simplemente no funcionó. Se sigue insistiendo en el interés de mejorar la minería, pero en los hechos no hay nada concreto que muestre tal intención.

Las interrogantes de actores mineros coinciden con criterios de especialistas en la materia cuándo se preguntan: ¿Por qué no se aplica la Ley 535 y se la reglamenta?, ¿cuánto tiempo más habrá que esperar para reestructurar la Comibol?, y la pregunta del millón ¿cuál es realmente el monto de inversión para la minería y la metalurgia del país?, finalmente se esperan novedades sobre la necesaria conformación de una comisión de expertos que defina la política sectorial para el sistema productivo minero nacional.



CONDICIONES ADVERSAS EN EXPLORACIÓN MINERA

Hay una serie de aspectos que entraban algunos planes de prospección y exploración minera, pues mientras no se realice lo primero, la fase inmediata es más difícil de aplicarla, si no existen los medios necesarios para encarar un buen trabajo exploratorio.

Lo saben los empresarios mineros y lo ratifican los trabajadores con experiencia, al cuestionar las limitaciones existentes en varios proyectos de exploración que no avanzan o quedan a medias, porque particularmente las limitaciones de recursos financieros son extremas e impiden el avance que debe realizarse paulatinamente y casi siempre exigiendo mayores inversiones.

En el caso de las exploraciones por cuenta de la Comibol, el problema es que no se ha definido un presupuesto específico para este fin y lo poco que se hace corresponde a un mísero presupuesto de las gobernaciones y municipios que en realidad no cumplen con los aportes que deben disponer con fondos de regalías mineras que perciben y con apoyo directo en su caso, como determina la norma vigente para cubrir los gastos que demandan los estudios y trabajos geológicos y mineralógicos ineludibles entre prospecciones y exploraciones.

Otro problema tiene que ver con las dudas que tienen los inversionistas privados para disponer capitales, sabiendo que no hay normas claras para facilitar tareas de exploración, especialmente en comunidades en que los pobladores son reacios a las actividades de la minería y hay que correr con largos trámites para que se apruebe una "consulta previa".

En otros casos, los protagonistas de impedir labores mineras se hallan divididos y mientras algunos comunarios apoyan la posibilidad de tener explotación minera, otros se oponen arguyendo una defensa del medio ambiente. Lo interesante, sin embargo, es que, en tiempos de buenos precios para los minerales, muchos campesinos se vuelven mineros, hasta que decaen las operaciones mineras y vuelven a sus labores de origen. No se descartan otros inconvenientes de mayor gravedad, cuando se producen avasallamientos a propiedades mineras con un saldo de pérdidas de bienes entre equipos, herramientas y mineral, incluso en casos sin resolver, se cuenta el despojo a mineros y sus familiares de todos sus bienes de hogar. Bajo esas alternativas, se hace difícil encarar proyectos de prospección y exploración minera.

En el caso específicamente del Estado, se confrontan problemas similares, con movilizaciones de comunarios que impiden el desarrollo de importantes proyectos mineros. Un ejemplo de este tipo de situaciones se confronta aún en Mallku Khota.

A propósito de este tema, las autoridades superiores de los organismos que tienen que ver con la minería, están en la obligación de regular esta situación tomando en cuenta que la renovación de los yacimiento mineros es una prioridad en función productiva para garantizar en el futuro nuevas operaciones, que significarán incrementar ingresos para el país, para las regiones, aumentando sustancialmente el número de fuentes de empleo seguro, allí donde se habiliten, con todas las garantías del caso, emprendimientos mineros de alta rentabilidad.

El Servicio Geológico Minero (Sergeomin) debe tener el suficiente respaldo del área superior de administración minera para cumplir su tarea de generar información geológica básica, que posibilite los planes de exploración minera, allí donde las condiciones sean favorables para alcanzar objetivos con una minería renovada y de amplia perspectiva a largo plazo en este importante sector.

Los desafíos del presente son concretos, se necesita una política minera definida que otorgue la importancia que merece la prospección y exploración de nuevos yacimientos, afirmando por supuesto todos los otros proyectos que están en proceso de alcanzar la meta de su consolidación.



Medios. Financiero. PM.


Equipo de Sergeomin que cumplió tareas de investigación en Caracollo - Oruro, la gestión pasada

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, La inversión en exploración minera confronta varios factores adversos

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
  Perspectiva Minera - Pág 1 de 4
Hazte fan de La Patria
      Hay 299 invitados en línea