Inicio
Lunes 23 de diciembre de 2013
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 23 Dic 2013:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Lunes, 23 de diciembre de 2013, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

Jesucristo y su legado de hermandad y solidaridad

•  Por: Adhemar Ávalos

La próxima Navidad, la que implica en gloria el nacimiento de Jesús (en Belén en el año 7 o 6 A. C y que fue crucificado en Jerusalén en el año 29 o 30 D.C., en realidad su origen y muerte física, que no espiritual, se perdieron en su luz universal), hijo de María y José, implica con creces una fecha de inestimable valor para cientos de millones de verdaderos cristianos y de no creyentes, cosa real si se asume que su llegada al mundo marcó con lujo de matices una época de esperanza para la humanidad que está lejos de terminar, independientemente de cómo se haya interpretado su verdad a través de más de dos mil años que marcan una parte importantísima de la evolución del "homo sapiens", para bien o para mal, en realidad más de lo primero que de lo segundo.

Jesucristo no fue una persona sencilla ya que su vida llena de paradojas lo impidió. El llamado "Mesías" no derivó exclusivamente en un símbolo, a pesar de que lo representó durante mucho tiempo, lo que fue y será visible por muchos milenios y quizás por siempre. Se tradujo en más idea que carne, debiendo y pudiendo asumir la presencia de un ser humano que trascendió como pocos sus propios actos históricos en el no tan largo transcurrir de nuestra especie. Y para encontrar sus revelaciones en su auténtica magnitud no es imprescindible leerlo y entenderlo en los escritos de sus incontables seguidores, unos fieles transmisores de su verdad y otros simples fariseos, estafadores que encontraron la posibilidad de medrar difundiendo su mensaje y beneficiándose materialmente con ello. Basta con encontrar su esencia en su corta pero rica vida y principalmente en todos esos pequeños actos de tantos seres humanos que se mostraron y se muestran fieles al fundador de una nueva forma de pensar, mediatizada durante siglos, pero que es capaz de mantener su valor no solamente religioso, sino su consecuencia y entrega en la lucha por la verdad y la justicia, la que supera interioridades y épocas que están por encima de la mezquindad propia de sujetos vergonzosos, ajenos al ser que definió no solamente una época, sino las condiciones de vida y pensamiento de la humanidad futura.

Desde su muy tierna infancia Jesucristo estuvo impregnado de una entereza sin igual, bendecida por una bondad que superaba cualquier discernimiento. El que se haya proclamado como hijo de Dios, independientemente de cualquier interpretación teológica, no cambia en nada su estirpe de un ser humano preocupado por la vida de los humildes, de aquellos que le siguieron desde el primer momento a pesar de su pobreza material que superaba con creces a partir de un mensaje revelador que prometía el paraíso para los que nada tenían más que su fe. Y todo lo que predicaba, el hijo del "Supremo Creador", lo ratificaba en sus difíciles caminares por las vías de la llamada "Tierra prometida", validaba su palabra con los hechos puros y simples, impregnados de bondad y sabiduría.

La Biblia nos refleja de manera muy precisa, aunque muchas veces se debe leer entre sus intrincadas líneas, la riqueza de sus palabras y acciones. Él se refería casi siempre a la diferencia entre verdad y mentira, conceptos entre los que circulaba un mensaje fundamental de su vida: el de perdón, haciendo ver que el que no era capaz de perdonar los errores de los semejantes, estaba alejado de la verdad de la luz, el camino y la vida., situación que evidenciaba una filosofía de cambio esencial. Con sabiduría sabía apartar de su sendero a prejuicios como la venganza, el odio y la intriga en las relaciones humanas. Por otra parte, con su ejemplo, enseñaba a compartir el pan de cada día, con lo que se refería no solamente al alimento diario, sino a una concepción de vida. La solidaridad se convertía en la gota de agua que marcaba su diario accionar, para señalar que nadie estaba sólo y que, finalmente, siempre se hacía presente Dios en la consolación de las penurias.

Y debemos aceptar a Jesucristo como un ser histórico sin igual, muy digno de admiración, un ejemplo imperecedero que ha marcado profundamente nuestra vida, enseñándonos principios morales determinantes, los que configuran una forma de pensar lúcida con una concepción sobre la naturaleza humana y los caminos, casi siempre no lineales, sino torcidos y plagados de obstáculos, para acercarse a la verdad del propio y caro origen y devenir. Valga este 25 de diciembre para recuperar el sentido del mensaje cristiano original y el ejemplo a seguir en su espíritu fraterno y de igualdad.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Jesucristo y su legado de hermandad y solidaridad

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2018 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 3 de 8
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 279 invitados en línea