Inicio
Domingo 4 de enero de 2015
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 4 Ene 2015:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 4 de enero de 2015, Cultural El Duende
Idioma:
Tamaño:

Hilda Mundy

•  Hilda Mundy (Laura Villanueva Rocabado). Oruro, 1912 ? La Paz, 1982. Escritora, poeta, feminista y periodista. Fund? el semanario ?Dun? Dun?, de corte humor?stico. Fue columnista en los peri?dicos orure?os La Patria y La Ma?ana. Ha publicado los libros ?Pirotecnia? (1936) y ?Cosas de fondo: impresiones de la Guerra del Chaco y otros escritos? (1989). Los textos que aparecen a continuaci?n forman parte de ?Pirotecnia? - ?Colecci?n de Anta?o?, publicado por la Editorial La Mariposa Mundial - 2004.


Uno



?Calla do?a raposa, don le?n, don caballo. Avanza do?a gr?a, don cilindro, don ?mbolo? dijo Basterra en un lenguaje de atav?os nov?simos.



Debi? dise?ar may?sculas y personalizar la representaci?n del hierro en sus formas: Gr?a-Cilindro-?mbolo, cual si constituyesen personajes de la S. A. de la moderna urbe.

Escenograf?a 936: Red de alambres telef?nicos. F?bricas, Casetas de telegraf?a, merecen m?s reverencia que campos buc?licos con vacas, patos y lombrices.}



El ?ltimo estilo neor?tmico que canta a la m?quina, como plumero pelilargo barre todo lo sentimental, lo ro?do de las delicadezas de la moda vieja.



Atentado may?sculo: Cocer met?foras de baja presi?n ante la luna vulgar que tat?an los gatos nocharniegos sobre las tejer?as.



Adem?s ??hab?is pensado que el ruido de los motores y las usinas hacen menos f?nebre los cementerios.



A?n la misma muerte ?supongamos una carbonizaci?n por alta corriente? ya no es de aparatosas f?rmulas?



Un gui?o? y a una velocidad de 300 kil?metros por hora un alma que vuela al cielo a horcajadas en el vapor de la fuerza el?ctrica.

Dos



?Qu? bella es la vida en un semi delirio de coctel y jazz!



Raza de Color: Hijos gemelos engendrados en Norte Am?rica.



Coctel: Quinta destilaci?n de uva. Gotas de lim?n (flora).



Jazz: Hombre moro que sopla el saxof?n (fauna).



Saxof?n: Boquillera musical insuperable por donde se aspira notas (gea).



Tri?ngulo. Esencia treb?lica de la naturaleza en las postrimer?as del siglo XX.



Medias velo. Epidermis fina ?por mujeres.



Zapatos Walk-over. Sortijas de brillantes ?por hombres.



Con Coctel y jazz se pierde el orden cronol?gico del tiempo.



Cuando se oye saxof?n es epil?ptica la inquietud del ritmo. Hay un deseo de escanciar la ?ltima gota de ilusi?n-aperitivo a los pasos del baile, para marcar al final un martilleo arm?nico.



La transici?n cortada de los platillos hacen canales en los movimientos y los pies danzarines tejen figuras que multiplican los casilleros del parquet.



Mientras el coctel baila un blue lento y entreverado con el ?cido m?lico del postre de restaurant.



Frase para un an?lisis: Sat?n es bello porque baila en jazz infernal y se opila con coctels de fuego.

Tres



Para sentir con intensidad plena la vida de ciudad, hay que fugarse de los l?mites l?gicos y de lo pre-establecido, remozando la sensibilidad con ?flejes? nuevos.



Pensad que los suicidios se originan por un alto porcentaje de aburrimiento, que hay que evitar ?aseptizando? de modo conveniente? es esp?ritu.



Cuando el hast?o quiere sobornarme, al punto me invisto de particular?simas funciones.



Me siento imaginariamente:



Inspector oficial de los viandantes.



Artista delicado de las canchas de foot-ball.



Contralor asiduo de los flirts perrunos.



Visados de residuos.



Representante de las alcantarillas.



Y a rengl?n seguido, el cansancio huye, revolucionado, sobrecogido de espanto como un ?monago? en deserci?n de amor?

Cuatro



Como un juego de entretelas grises la ciudad a ?Buenas Tardes? sac?ndose el sombrero.



Saludo de las 6 a 6 y media p.m.



Media hora que l?nguidamente sandunguea por el pasaje del d?a y la noche.



Duda en los globos el?ctricos acerca de si deben inflamarle las entra?as.



Fracci?n decimal de tiempo en que el gracioso pelele oculto tras los h?bitos caseros, se siente atra?do por la calle, el autom?vil, el amor, los platos fritos.



Somos los hombres del crep?sculo, no en el sentido de ?El Nocturno de las Edades? sino por la tradici?n malsana que ejerce sobre nosotros, la tarde diluida entre las sombras.



6 pm. Y la calle es una coqueta subyugante.



Sea para admirar el difumino del cielo, las ojeras de una tigresa solitaria o los carros que tienen algo de desierto en su giba de dromedario.



(Una voz dice que estos ?autos? se hallan fr?vidos. Por una aberraci?n fisiol?gica, dan al mundo los motociclos, como recuerdos palpables de amores con bicicletas de alquiler).



Y en el decurso de esta media circunferencia de reloj, hay suspiros de pasi?n en las chimeneas por los pitones snobs y besos de distancia de los postes con las torretas telef?nicas.



Toda una palpitaci?n de vida y amor en los congostos ciudadanos.



Hora de saludo: 6 a 6 y media p.m.

Cinco



A las tres de la tarde, las v?as se visten de un medio aburrimiento.



Las personas que caminan bajo la can?cula del sol, hacen la apariencia de figurillas de terracota, sorprendidas por el art?fice, en la inmovilidad de diferentes poses, unas art?sticas y otras nada art?sticas.



Quien va al buz?n a echar unas cartas? quien va al almac?n a comprar f?sforos? quien va al despacho plagado de penumbras tiene un aire de cansancio?



Parece que llevan el pr?logo de la noche que van a dormir y que encontrar?n voluptuosidad al entornar los ojos.



Todos los caminantes llevan la obsesi?n del CHAISE LONGUE y parece que piensan.



?Si a la vuelta de esta esquina, si bajo aquel arbolillo, si detr?s de este enrejado, hubiese un chaise longue para la siesta?.



Mientras estos c?modos muebles de la pereza se solazan en la media sombra de los gabinetes, sin saber siquiera que son obsesi?n de los cansados de las tres de la tarde.



Seis



Los esposos elegantes, en el teatro, en la confiter?a, en el stadium, llevando del brazo a la esposa ataviada y bella, tienen algo de empresarios ?desgalichados?, en la cargosa faena de la exhibici?n?



Palpita en ellos una remota aproximaci?n de los que el hombre tiene de exhibicionista de fen?menos?



Generalmente tienen el paso mesurado, de remolque, de notoriedad acentuada, de Sargento de Escuadra conduci?ndose en un desfile patri?tico.



Y las mujeres, al ser guiadas en esta forma de protecci?n, ante el p?blico y tambi?n de orgullo de posesi?n, se sienten mu?ecas guarecidas, febles, bellas, ni?as grandes?



Divertid?simo.



Cuando hay ya turba de chiquillos por delante, ELLOS traspasan el cincuenta por ciento de su calidad de exhibicionistas a ELLAS.



Entonces:



Ambos esposos con aire aplacador y sosegado, se convierten en soberbios empresarios de sus peque?os monigotes?

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Hilda Mundy

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cultural El Duende - Pág 10 de 12
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 303 invitados en línea