Inicio
Viernes 21 de abril de 2017
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 21 Abr 2017:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Viernes, 21 de abril de 2017, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

Gobernabilidad y eficacia

Gobernar en palabras sencillas vendría a ser administrar, dirigir o manejar correctamente un estado Departamento, o una región Ahora una definición de gobernabilidad según el diccionario significaría, literalmente, "calidad, estado o propiedad de ser gobernable"; gobernable significa, sin más, "capaz de ser gobernado"; mientras que su opuesto, ingobernable, designaría aquello que es "incapaz de ser gobernado".

No es un Estado o gobierno lo que permite, por sí mismo, gobernar a una sociedad, ni tampoco es la sociedad en sí misma gobernable o ingobernable; más bien, es la relación compleja entre ambos términos lo que nos permite hablar de las condiciones de gobernabilidad. El tema tiene importancia teórica, y adquiere relevancia práctica. La responsabilidad por mantener condiciones adecuadas de gobernabilidad no es una cuestión que recae, de manera unilateral, en el gobierno o en la sociedad, sino es un trabajo que deber ser llevada conjuntamente. De este modo, gobierno y oposición, partidos y organizaciones ciudadanas han de comprometerse de manera conjunta a la hora de mantener un nivel aceptable de gobernabilidad y fortificar la democracia.

La gobernabilidad es la "capacidad de las instituciones y movimientos de avanzar hacia objetivos definidos de acuerdo con su propia actividad y de movilizar con coherencia las energías de sus integrantes para proseguir y lograr metas previamente definidas. Lo contrario, la incapacidad para obtener y conseguir un entendimiento y coordinación llevaría a la ingobernabilidad. En este caso, la gobernabilidad aparece como una propiedad específica de los gobiernos y los actores sociopolíticos relevantes tomando como punto esencial la eficacia (efectividad o eficiencia) para llevar adelante sus metas y objetivos bien delimitados.

La gobernabilidad está referida a la calidad del desempeño gubernamental a través del tiempo ya sea que se trate de un gobierno o administración, en un periodo, varios o sucesivos, considerando principalmente las dimensiones de la ´oportunidad´, la ´efectividad´, la ´aceptación social´, la ´eficiencia´ y la ´coherencia´ de sus decisiones". Es la cualidad propia de una comunidad política mediante la cual sus instituciones de gobierno actúan eficazmente dentro de su espacio de un modo considerado legítimo por la ciudadanía, permitiendo así el libre ejercicio de la voluntad política del poder ejecutivo mediante la obediencia cívica del pueblo"

Un desorden ocasionará la crisis de gobernabilidad que consiste en un estado de desequilibrio, o de desfase, entre el mayor volumen de las demandas sociales ("sobrecarga") y las deficientes capacidades de respuesta de los gobiernos democráticos El dilema central de la gobernabilidad de la democracia es que "las demandas sobre el gobierno democrático crecen, mientras que la capacidad del gobierno democrático se estanca".

En este contexto adquiere una relativa importancia la "eficacia", "legitimidad" y "estabilidad" en el ejercicio del poder político porque aparecen como componentes básicos de la gobernabilidad en democracia. La noción de gobernabilidad tiene dos funciones: una denotativa o descriptiva, y otra persuasiva y normativa", en la medida en que el debate sobre la misma está especialmente abierto y dependa de la tensión entre hechos y valores.

Sensiblemente la gobernabilidad viene de la mano de dos concepciones eficacia y Política Una ligada a la esfera de la ética, concentrada en la formulación del modelo de un "buen gobierno"; la otra, ha considerado la política desde el exclusivo ángulo de peculiaridad de acción, presentándola como un sistema de ejercicio del poder. En tal sentido, cada una de estas tradiciones representa la primacía de una valoración básica distinta y contrapuesta a la otra: "la primera tiene como guía la noción de justicia; y eficacia", mientras que en la segunda prevalece el poder, la mediocridad y la ineficiencia llevadas por la ambición y la corrupción

Esta primera corriente pone énfasis en la dimensión de la eficacia/eficiencia en el ejercicio del poder político, y por tanto en la gestión gubernamental, como clave de la gobernabilidad de un sistema social. Para esta versión, la gobernabilidad es una propiedad de los sistemas políticos, definida por su capacidad para alcanzar objetivos prefijados al menor costo posible, lo que logrará asegurar su propia supervivencia para reforzar su capacidad operativa, donde la eficacia/eficiencia se asemeja a la noción de "razón de Estado".

Para obtener una gobernabilidad efectiva debe ir rodeada de la norma moral y eficacia con el objetivo de mantenerse en el poder, considerando que el problema central de la política pasa por el ejercicio eficaz/eficiente del poder, para conseguir la gobernabilidad -entendida como grado de gobierno eficaz- y obediencia al mandato del soberano concibiendo que una mayor probabilidad de conseguir el cumplimiento de objetivos se tendría mayor grado de gobierno, y por tanto, mayor gobernabilidad.

Las condiciones de gobernabilidad se han vinculado a una correcta administración de justicia y la legitimidad de un ordenamiento político-social, respeto a los derechos humanos y de la obligación gubernamental de proveer el bienestar social.

La constitución de un buen Estado fortificado se establecerá como el gobierno correcto con poder otorgado por el soberano y legitimidad, obligando a actuar conforme a ciertos valores morales, de razón, justicia y orden, jurídico social, considerando que el poder gubernamental sólo puede justificarse en la medida que sirva a la más plena realización de los derechos individuales. En tanto que el fin del gobierno es el de "conseguir la paz, la seguridad y el bien de la población", y para ello el Estado deberá gobernar mediante leyes fijas y establecidas, y no mediante decretos discrecionales; corresponderá establecer jueces rectos e imparciales; y utilizará la fuerza para ejecutar las leyes, y no para sostener decisiones arbitrarias.

Un Estado será gobernable en la medida en que tenga mayor capacidad de adaptación y mayor flexibilidad institucional respecto de los cambios de su entorno nacional e internacional, económico, social y político, con estabilidad política y social y capacidad de permanecer en el Gobierno alejado de la corrupción y abuso de poder.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Gobernabilidad y eficacia

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2017 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 4 de 8
Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 289 invitados en línea