Inicio
Lunes 6 de enero de 2014
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 6 Ene 2014:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Lunes, 6 de enero de 2014, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

El sistema de consultorías en su deformación y esencia explotadora

•  Por: Adhemar Ávalos Ortiz

En el éxtasis de los neoliberales se recreó la idea del contrato libre de consultoría por producto, después de línea, para eludir el pago de beneficios sociales a profesionales de alta calificación, algo razonable si los haberes eran de dos mil dólares mensuales para adelante. Y se les obligó a someterse a normas tributarias aceptables para su momento: pagar hasta un impuesto a las utilidades, algo absolutamente incongruente desde el tipo de trabajo que se desempeñaba y que se fue convirtiendo en la guillotina de una nueva forma de explotación, la del llamado "obrero de cuello blanco", el que se amplió a toda forma de contratación moderna. Y no se trata del trabajo físico del siglo XIX, el que tiene su importancia, sino de la explotación del cerebro como forma de generación de plusvalía, que supera con creces al esfuerzo puramente físico por sus derivaciones de reproducción del valor en un contexto de amplio desarrollo de las tecnologías.

El partido del actual gobierno, el del MAS militante, el que impide autoritariamente que se critique a su caudillo, aún a pesar de sus graves carencias teóricas y políticas, miente cuando se proclama socialista. El sistema recreado por Marx en pleno siglo XIX habla de una situación revolucionaria necesaria para la conformación de un ideal de sociedad: todas las personas deben poseer sosteniblemente una fuente de sustento o recibir el apoyo del Estado. En caso contrario no se justifica la transformación de bienes y seres humanos. El comunismo, o su vertiente primaria llamada socialista, lo ha ratificado desde siempre a partir de los utopistas, empezando por Tomás Moro.

Cuando en 2006 se empieza en Bolivia un autodenominado proceso de cambio, se establece un sistema de estafa social que recurre al discurso supuestamente socialista para ocultar su raigambre neoliberal. En el fondo la filosofía de los "maquiavélicos" es la misma: engañar a partir de una supuesta defensa de los intereses de los intelectuales de clase media. Se les hace creer que son los privilegiados a partir de normativas cada vez más reaccionarias que están lejos de beneficiar a los más pobres de una sociedad miserable material y espiritualmente, y los más desposeídos no son necesariamente los que pasan hambre de comida, sino los deprimidos intelectualmente porque se les niega el derecho a participar objetivamente en el desarrollo de la sociedad, negando el auténtico valor de sus talentos vía minimización del ingreso.

El moderno capitalismo, denominado arbitrariamente como popular o étnico, se apropia de las capacidades y talentos de las personas que se han sacrificado por muchos años para hacer posibles cualidades de eficiencia laboral, basadas fundamentalmente en el desarrollo del conocimiento. Eufemísticamente se habla contra las "leyes malditas del neoliberalismo", cuando ni siquiera se las ha derogado en una forma hipócrita del poder político prebendal. Así la Ley 1178, sigue vigente, al igual que las Normas Básicas de Bienes y Servicios que frenan la eficiencia profesional y hacen posible la corrupción más sutil. En realidad, los profesionales de clase media, a partir de normas irregulares, se ven obligados a vender sus servicios simplemente por sobrevivir existencialmente, como si fueran empresas con utilidades, mientras que los empleados del Estado gozan de beneficios impensables en el pasado del surgimiento y desarrollo del capitalismo. Y aquí es necesario preguntarse: ¿dónde está el gobierno supuestamente socialista?, el que ratifica en su práctica instrumentos de opresión. El trabajo intelectual tiene un potencial inmenso en la constitución de plusvalía, por más que no sea manual en el sentido atrasado de la historia, los "obreros de cuello blanco" determinan el crecimiento de la economía a partir de sus conocimientos logrados en base a tremendos sacrificios de estudio y la explotación a que son sometidos no debe compararse con la de los obreros fabriles de Inglaterra de la Revolución industrial. Son en potencia la nueva clase revolucionaria ya que el proletariado clásico degeneró en el sustento de regímenes totalitarios y su angurria es sistémica y oportunista.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, El sistema de consultorías en su deformación y esencia explotadora

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 3 de 8
Hazte fan de La Patria
      Hay 340 invitados en línea