Inicio
Jueves 30 de agosto de 2012
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 30 Ago 2012:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Jueves, 30 de agosto de 2012, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

¿Bloqueando se entiende la gente?

•  Por: Demetrio Reynolds

Ya casi es de noche. En el cruce Machacamarca – Huanuni el bus se detiene detrás de una larga fila de carros varados. "Hasta aquí nomás". Los pasajeros ya ni protestan. En silencio recogen sus enseres y emprenden a pie lo que falta. Por lo visto, nos estamos acostumbrando a soportar en silencio el abuso. Y esta es apenas una pequeña muestra de lo que cotidianamente ocurre en todos los caminos del país. ¿Alguien tendrá el coraje de ponerle el cascabel a ese "gato"?

Prolifera cada vez más. Aparte del perjuicio a los pasajeros, otro efecto peligroso se va generando en esa crónica costumbre de bloquear. Y es que la impunidad tiende a consolidar con el paso del tiempo una "democracia basada en la presión y el conflicto, que puede derivar – ciertamente - en una dictadura de minorías eficaces" (Mateo Paz). Por la recurrencia, parece normal el infringir el precepto constitucional que teóricamente garantiza la libre circulación. Lo anuncian y lo cumplen con cinismo y desfachatez.

Sin embargo, se observa cierta reacción en la conciencia colectiva. Hasta el Fiscal General ha tenido la audacia de decir que "el bloqueo es de hecho un delito". Varios ministros también han manifestado, así sea tímidamente, que obstruir la libre circulación es vulnerar una norma específica vigente; pero la cosa es quién se anima a enfrentar al "monstruo". Por supuesto que no ha de ser el régimen actual. El bloqueo fue uno de sus recursos para acceder al poder. Le faltaría autoridad moral para condenarlo formalmente. No lo ha hecho ni lo hará.

Se han planteado algunas propuestas de solución hipotética, entre ellas "normar bloqueos y marchas callejeras". Seguimos pensando en el papel escrito, en una referencia nominal de la norma. El problema no es la carencia de la ley sino su incumplimiento. Parece que dos preceptos constitucionales estuvieran en contradicción: el derecho a la protesta y la libertad de circulación; pero en realidad ninguna norma incluye ni tácitamente el bloqueo como forma de protesta. Es una arbitrariedad abusiva sin atenuantes. Si alguna norma falta, es aquella que tipifique como delito.

"No gobierna la ley, dice don Ricardo Paz Ballivián. Gobiernan las circunstancias, las pasiones, quienes tienen capacidad para movilizarse y de imponer su voluntad". No ha querido señalar al "fariseo en el antro de su iniquidad". Ésos que tienen "capacidad" son los sindicatos organizados que funcionan como células políticas; ellos están en el gobierno. No fue lapsus cuando cierta vez se hizo alusión al sindicato para referirse a la eficiencia operativa de la Asamblea. Y no es otra cosa, con todas sus características. Muy disciplinado; muy "orgánico".

Varias causas tiene el mal, pero una de ellas - acaso la principal -, es sin duda la ineficiencia de la maraña burocrática del aparato estatal. El justificativo para los bloqueadores es que no hay otro lenguaje para hacerse escuchar con los abúlicos funcionarios ministeriales. En verdad, la negligencia de mano con la mediocridad es la nota dominante en esas brumosas alturas del poder. Por todos esos flancos sería preciso combatirlo.



(*) El autor es pedagogo y escritor

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, ¿Bloqueando se entiende la gente?

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 3 de 12
Hazte fan de La Patria
      Hay 287 invitados en línea