Inicio
Sábado 5 de diciembre de 2015
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Sábado, 5 de diciembre de 2015, Bolivia - Nacional
Idioma:
Tamaño:

¡Qué lindo, qué bonito..!

•  Jaime D´Mare C.

Los choferes -unilateralmente- han resuelto incrementar el precio del pasaje dentro del radio urbano, bajo pretexto de su "segundo aguinaldo". Entre el 22 y el 23 de este mes cobrarán 0,50 centavos más para paliar los gastos que significan erogar el pago de esa obligación a sus asalariados, en conformidad con aquella polémica disposición gubernamental que por segundo año consecutivo dispone dicha emolumentación extraordinaria.

La actitud raya en la más aberrante irracionalidad. Ha comenzado a generar no sólo protestas sino rechazo social a un sector que como característica habitual está acostumbrado a mostrarse como un sector pedigüeño, que no les corresponde, ya que son empresarios, son inversionistas con movilidades en distintas líneas de servicio público, y para colmo, como ellos mismos reconocen, pagan mal a sus choferes -800 bolivianos- por jornada laboral -que sabemos se extiende por doce o más horas, porque así lo exige la naturaleza del trabajo-, en una flagrante trasgresión a normas laborales que establece el salario mínimo en más de 1.600 bolivianos. Vaya a saber, si sus dependientes están afiliados a los sistemas de seguridad social y aportan a las AFP´s.

Según su dirigente, dicho incremento de ninguna manera les hará "millonarios". Sin duda, para los transportistas esa cantidad no parece ser significativa.

Mientras sus vehículos "trabajan" llevando pasajeros, sus dueños se ocupan de otras actividades lucrativas, son comerciantes, por no decir contrabandistas, oficinistas, se dedican a la venta de tierras, bolicheros, hasta hay profesores, abogados. Casi siempre están detrás del lucro. Los transportistas ya no representan aquel sector desvalido, de conmiseración, como pretenden que se les crea. Ya no es difícil ni sacrificado, como antes era, el comprar un vehículo. Muchos tienen pequeñas flotillas de taxis, trufis o colectivos. En ello el contrabando también les ha ayudado. De manera que no les corresponde ser quejosos ni pedigüeños, deben nomás cumplir con sus asalariados sin pedir limosna del pueblo, que padece una economía de desigualdades.

En la lógica de quienes rechazan esta unilateral decisión de los transportistas, está también en juego una actitud política. Los transportistas, particularmente de Oruro, tienen comprometido su respaldo incondicional al gobierno del MAS, y eso se traduce en un apoyo a las políticas de gestión gubernamental.

Quien apoya a pie juntillas una línea ideológica, tiene nomás que estar de acuerdo y cumplir, en consecuencia, con las iniciativas y directrices que se impongan. En este caso no pueden eludir el pago del doble aguinaldo. Hay que ser consecuentes con las causas que se abrazan, y no pedir ayuditas.

Muchos sectores, la mayoría del sector privado y especialmente de aquellas de la mediana y pequeña industria, han rechazado el pago del doble aguinaldo. Han hecho público su desagrado y hasta han anunciado que no cumplirán con la determinación gubernamental. Los transportistas en cambio, no han abierto la boca sobre este tema.

Qué sinvergüenzura más aberrante de quienes en apariencia ostentan posiciones políticas definitorias. Aunque no es extraño estas actitudes. En el pasado, hay que recordar, hasta pedían las medidas de los cinturones de los dictadores de turno, en manifestaciones de incondicionalidad con el poder político, y con ello se hacían cómplices de las dictaduras militares.

Y para decir que es bueno el servicio que prestan, dista espacios de lejanía. Sus vehículos son transformados de dos filas de asientos con los que venían originalmente hasta tres y cuatro filas, así los pasajeros viajan como en lata de sardinas, con la quijada entre las rodillas, unos sobre otros por la estrechez, y todavía gozan de ciertos privilegios, bajos impuestos municipales, gas natural a precio subvencionado y la tolerancia de llevar tres pasajeros en los primeros asientos, siendo que por ley sólo se puede llevar dos pasajeros; el conductor y un acompañante. En esto se aplica la ley del embudo. Los vehículos y conductores particulares son multados cuando en asiento delantero llevan tres pasajeros.

El pueblo finalmente, resulta siendo el que soporta sobre sus espaldas el afán de lucro y las desmedidas ambiciones de enriquecimiento de algunos pequeños potentados, como los transportistas, que soporta servicios de mala calidad.

He aquí una buena tarea para el Ministerio de Trabajo en lugar de estar acosando y buscando flagrancias en otros rubros de actividad laboral. Los transportistas, por boca de su principal dirigente, incumplen con el pago del salario básico y es posible de otras obligaciones sociales.

Una buena tarea para el Concejo Municipal, que debe poner freno a las malintencionadas actitudes de quienes pretenden lucrar sobre las espaldas de un pueblo sufrido, de aquellos que ni siquiera tendrán Navidad porque no tienen aguinaldo.

Para la Gobernación, que debe imponer los principios de igualdad y evitar que sus aliados políticos incurran en intolerables aberraciones.



(*) Periodista Reg Nal. No 169

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, ¡Qué lindo, qué bonito..!

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2019 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Cuerpo principal - Pág 3 de 12
La Patria en Expoteco 2019
Hazte fan de La Patria
      Hay 190 invitados en línea