Inicio
Domingo 24 de abril de 2011
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 24 Abr 2011:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 24 de abril de 2011
LA PATRIA, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:
Cine y Literatura

La gran aventura de Tarzán…

•  "Recuerdo los tiempos ya lejanos de los programas rotativos dobles en los cines de nuestra ciudad…"

• Por Juan Manuel Fajardo - Abogado, Ensayista, Crítico de Cine


Johnny Weissmuller, el más célebre de los tarzanes
El cetro de la novela moderna que detentaba España durante el siglo XVII pasó a Inglaterra en el siglo XVIII, encontrando la narrativa inglesa en el espíritu de aventura su signo más extendido y característico. Daniel Defoe con "Robinson Crusoe" (1.719), Jonathan Swift con "Los viajes de Gulliver" (1.726), Sir Walter Scott con sus novelas históricas "Ivanhoe" (1.819) y los relatos de Robert Luis Stevenson, "La isla del tesoro" publicada en 1.883, para citar algunos de los más sobresalientes, impulsaron a otros como Joseph Conrad, "Lord Jim" (1.900), Rudyard Kipling, "El libro de las selvas vírgenes" (1.864), "Kim" (1.901), al campo de las novelas de aventuras. También Francia tiene sus representantes, durante el siglo XIX florecieron las narraciones de capa y espada. El folletín, la publicación por entregas es el medio, aparecen, "La máscara de hierro", "El conde de Montecristo", "La mano del muerto" de Alejandro Dúmas, "El Jorobado" de Paul Feval; en Italia, Emilio Salgari dá vida a un ícono, "Sandokan", y Rafael Sabatini a "Scaramouche", "El capitán Blood". En los Estados Unidos se abren nuevos y excepcionales cauces para la aventura literaria, desde James Feminore Cooper, "El último de los mohicanos", pasando por Herman Melville, "Moby Dick", Mark Twain, "Las aventuras de Tom Sawyer", Jack London, "Colmillo blanco" y "El llamado de la selva". Edgar Rice Burroughs, "TARZÁN DE LOS MONOS", se inscribe como uno de los narradores antes citados, que alentaron en su vida y en su obra, la aventura, como medio de evasión.

La popularidad de los libros de aventuras, género que cautivó a millones de lectores en todo el mundo hasta el siglo XIX, luego sufrió con el paso de los años un eclipse, sin embargo, resurgió en el siglo XX, con nuevas temáticas, nuevos ritmos y magníficos autores como Alistair Mac Lean, Graham Greene y otros que combinando aventura, espionaje y suspenso produjeron "Los cañones de Navarrone", "El factor humano", "Nuestro hombre en la Habana", para nombrar algunos de impacto internacional. Irwin Wallace "La isla de las tres sirenas", "La palabra"; Irving Stone "La agonía y el éxtasis", cuya primera tirada no fue inferior a los cien mil ejemplares, Frederick Forsyth, "Chacal", Norman Mailer "Los desnudos y los muertos"; aparece el best-seller, una de las formas más espectaculares de éxito. Podría decirse que las novelas de Burroughs y el personaje Tarzán, fue en su época un best-seller. Edgar Rice Burroughs, engendró a Tarzán solamente, leyendo a Henry Morton Stanley y a Kipling; Burroughs nunca estuvo en África. La historia cuenta que en octubre de 1.912, la revista "All Story", publicó en un solo número "Tarzán de los monos" y que en el primer año (1.914) de su publicación en forma de libro, se vendieron más de un millón de ejemplares. Burroughs en sus orígenes buscador de oro, vaquero, vendedor de libros, como escritor ganó más de diez millones de dólares.

Edgar Rice Burroughs, nacido en Chicago en 1.875, murió en 1.950 dejando al mundo y a las generaciones de la primera mitad del siglo XX la herencia de la narrativa aventurera. Fue "Tarzán de los monos" su obra primigenia, en la que relata la historia de John Clayton (Lord Greystoke) y Alice Clayton, abandonados en la costa africana en 1.888, por los tripulantes de un bajel amotinados; Lady Clayton muere al dar a luz y su esposo es asesinado. El niño raptado por un antropoide, es criado en un grupo de simios por una mona; pasando los años, será Tarzán, el personaje de muchas aventuras en la jungla. Burroughs en los 24 libros escritos con las hazañas del Rey de los Monos, traducidos a más de cincuenta idiomas, con millones de ejemplares vendidos, le otorgó a Tarzán, un amplio radio de acción, sus aventuras vividas junto a una fauna selvática llena de vida propia, tienen como escenario a África de Norte a Sur, de Este a Oeste, con incursiones a Francia, Inglaterra y los Estados Unidos. Tarzán, designado miembro de la Cámara de los Lores, trabajando junto a la Sureté francesa o luchando en el Pacífico en la Segunda Guerra Mundial.

De la literatura al cine…

El atractivo de esta novela de aventuras, necesariamente tenía que llegar al cine. En 1.918, fue el actor Elmo Lincoln que interpretó al primer "Tarzán de los monos", filme dirigido por Scott Sidney, rodado en las selvas de Louisiana, el impacto fue inmediato; Tarzán y su historia, un hombre blanco criado de niño por los simios, dueño y señor de la selva en el corazón el África salvaje, enfrentado a fieras y a nativos de flechas envenenadas, despertó el interés de los espectadores de aquellos años posteriores a la Primera Guerra Mundial; el nuevo y extraordinario personaje, hombre silencioso, generoso e intuitivo defensor del bien, condujo muchedumbres a salas cinematográficas y a un mundo distinto e imaginario, a un mundo de fantasía. Fue la National Film Corporation, que produjo el mismo año 1.918 un segundo filme, "El romance de Tarzán", y un tercero en 1.921, "Las aventuras de Tarzán", ambas con el propio Elmo Lincoln.

Tarzán de liana en liana pasó de la literatura al cine, convertido en ídolo de los espectadores en competencia con otros personajes también célebres como, Búfalo Bill, Sherlock Holmes o Robin Hood. Todas las novelas de Burroughs se llevaron a la pantalla grande, contabilizándose hasta la fecha más de cuarenta títulos en 80 años, quince intérpretes, entre ellos, Elmo Lincoln, Gene Pollar, James Pierce, Frank Merrill y Herman Brinx, de la época del cine mudo. En 1.932 la Metro Goldwyn Mayer compró los derechos cinematográficos y produjo, "Tarzán el hombre mono", dirigida por W. S. Van Dyke, con Johnny Weissmuller, nadador olímpico, el más celebre Tarzán de todos los tiempos, que demostró ser un actor profesional con instinto y con habilidades físicas, en escenas con carreras frente a todo tipo de animales, luchas acuáticas con cocodrilos, clásicos paseos en liana a través de la jungla, no aceptaba dobles, no deseaba ser suplantado por nadie, y su grito triunfal, "registro sonoro, obtenido en laboratorio, mezcla de gruñido de perro, risa al revés de hiena, el do sobre agudo de una soprano a un décimo de velocidad y el áspero roce del arco sobre una cuerda de violín", característico e inconfundible se escuchó en el mundo entero; otras versiones señalan que el grito con el que alteraba la inquietud de la selva, era el berrido de un elefante, el sonido de un instrumento de viento y el silbato de una locomotora. Weissmuller rodó 12 películas y le supo imprimir al personaje todo un caudal de fuerza indómita y furiosa, mezclada con sabiduría y docilidad. Weissmuller, murió octogenario en Acapulco México el año 1.984, aterrando a las enfermeras que lo cuidaban con el grito de Tarzán.

Para desazón de Burroughs, los guionistas se tomaron suficientes libertades con el personaje, hasta casi desnaturalizarlo; en los libros Tarzán es un inteligente hombre-mono, habla varios idiomas, en alguna de ellas se expresa, dirigiéndose a Jane: "He llegado, a través de las edades, de un pasado nebuloso y distante, desde la guarida del hombre primitivo para que seas mía". En la plenitud de su fama Weissmuller comenzó a farfullar "Me Tarzán… You Jane", "Yo Tarzán… Tú Jane". En realidad en los primeros filmes de la época sonora, Tarzán sólo se limitaba a emitir breves frases y se lo mostraba, como un ser ignorante y gruñidor. Jane, compañera inseparable de Tarzán fue una especie de factor civilizador, gracias al cual el buen salvaje, posteriormente, en la pantalla adquiere conciencia y cierto grado de refinamiento. Jane, es en la novela la hija de un profesor norteamericano que fue abandonada en la selva por una tripulación pirata, Tarzán la salva de innumerables peligros, se enamora de ella, la sigue hasta Estados Unidos y la pierde en el último capítulo merced a un equivocado sentido del honor.

Tarzán, en el cine, con guiones escritos a discreción, en filmes que tomaron solamente al personaje con argumentos e historias completamente libres y ajenas a los relatos del novelista, con una trama simple, fácil y previsible en la que abundan los episodios de tensión, tuvo scores musicales de conocidos compositores, Dimitri Tiomkin en "Tarzán y las sirenas" (1.947), buena fotografía además, con la cámara del talentoso Gabriel Figueroa. También Joseph Horowitz, musicalizó el filme, "Los tres desafíos de Tarzán" de Robert Day. (1.963).

Tarzán para todas las edades

Dentro de nuestra generación que ha pasado la barrera de los cincuenta años, no existe espectador que no haya visto siquiera un filme de Tarzán, uno de los personajes más representativos del cine de todos los tiempos, uno de los más rentables de cuantos tomó el cine de la literatura. Hoy, Tarzán es un mito casi imposible de adaptar a las nuevas mentalidades. Un personaje creíble ya no es posible, porque malos filmes o malos directores lo convirtieron en una sombra delirante y absurda, con el héroe correteando, lanzando explosivos con una honda. Un personaje, una leyenda enterrada por pastiches como el filme dirigido por John Derek. No existe más el pequeño cachorro blanco protegido desde su infancia por una tribu de monos, sus mejores aliados en la lucha emprendida contra el hombre blanco de caracteres negativos y depredadores. No hay más el Tarzán protector de un entorno selvático, que aquel entonces se suponía misterioso y lleno de peligros. El buen salvaje hijo de unos aristócratas que consigue sobrevivir en la selva africana, manteniendo el equilibrio natural de la floresta, protegiéndola de la nefasta ambición del hombre blanco (exceptuando su familia, su mujer Jane, su hijo, la mona Chita o los misioneros), queda en el pasado, también, sus luchas acuáticas, el cuerpo a cuerpo con gorilas, leones y rinocerontes.

Personalmente, recuerdo los tiempos ya lejanos de los programas rotativos dobles en los cines de nuestra ciudad, en aquellos años cincuentas y sesentas, cuando se veía cine de aventuras realizado, sin más pretensión que la de entretener; los tiempos de Ursus, Goliath, Maciste, Hércules, eran los tiempos de Steve Reeves, y por supuesto de Tarzán, con Lex Barker, Gordon Scott, Jock Mahoney, eran películas para pasar un rato agradable.

Hasta estos tiempos, de filmes sobre viajes interestelares, intergalácticos, o al interior de la razón, o con el diablo como tema de espanto, y la violencia el vehículo sin placa ("La guerra de las galaxias", "Hombres de negro", "Matrix", "El aro", "El rito), en forma tozuda, los mitos de la cultura popular, fueron capaces de sobrevivir el paso del hacha de sílex a las bombas nucleares, a pesar del triunfo del racionalismo y del desarrollo científico. La "masscult" contemporánea, cuyo fundamento sociológico, psicológico y mitológico, lo constituyen esa necesidad colectiva de ensoñación que parece ser universal e inextinguible en el ser humano, que junto con el lenguaje articulado nos diferencian (con el más absoluto respeto hablando), de especies animales inferiores y que engloba desde los personajes zoomorfos de Disney a Superman, está a prueba.

Tarzán como un mito del siglo XX, es un personaje al cual su autor no mató o hizo morir, sigue vivo en las páginas de las novelas de Burroughs, esperando una adaptación real, la versión definitiva capaz de recrear la magia, en una última gran aventura que nos retorne a un mundo de proporción genuina, vista en "Safari" y "Más arriba del Sahara"; ¿por que nó?, si el "Capitán Blood" (1.935), "El Bribón del Mar" (1.953), del pirata Errol Flynn, "El capitán Kidd" Charles Laughton (1.945), "El Cisne Negro", Tyrone Power (1.942), "El Bucanero", Yul Brynner (1.958), o "El fantasma de Barba Negra", Peter Ustinov (1.966), han vuelto a vivir en realizaciones virtuales como "Los Piratas del Caribe", Parte 1, Parte 2, etc., con Johnny Deep, el nuevo "Halcón de los mares" y comparsas, en 3D.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, La gran aventura de Tarzán…

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2014 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 8 de 8  

Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 143 invitados en línea