Inicio
Domingo 27 de marzo de 2011
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 27 de marzo de 2011
LA PATRIA, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:
Ocurrió el Sábado de Peregrinación

Los milagros de la Virgen del Socavón

•  Por: Dehymar Antezana - Periodista


A su paso todos se postran y la veneran
El 2010 el Consejo Mariano vio por conveniente construir una imagen tridimensional (escultura) de la Virgen del Socavón, para que ella ingrese durante la entrada del Sábado de Peregrinación del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, con la finalidad de que la esencia de esta manifestación, como es la Patrona de los mineros sea observada y venerada por los espectadores, locales, nacionales y extranjeros a lo largo de la ruta.

Esa posición fue asumida por los Siervos de María y el Consejo Mariano a través del rector del Santuario de la Virgen del Socavón, Bernardino Zanella.

"Para ellos este proyecto era muy importante dentro del tema espiritual y la esencia misma del Carnaval, como es la Virgen del Socavón. Ellos me invitaron a una reunión del Consejo Mariano, para disponer de una maqueta de tres metros de altura, para que ingrese durante el Sábado de Peregrinación, esto en el año 2010", indicó el escultor nacional, Rolando Rocha Medrano, quien estaba a cargo de la elaboración de la imagen.

Posteriormente, explicó que ese año no se pudo hacer por varios factores, entre ellos, técnicos y algunas oposiciones externas como la postura de los dirigentes de la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro (ACFO), que no permitieron el ingreso de la imagen de la Virgen del Socavón, en forma tridimensional.

Pese a esos inconvenientes, para este año ya se tuvo lista la imagen de la Virgen del Socavón de tres metros para que ingrese durante el Sábado de Peregrinación, iniciativa que fue del Comité Impulsor del Proyecto "Mirador Virgen del Socavón", con la finalidad de que se recupere ese concepto y objetivo que tenían los miembros del Consejo Mariano y los Siervos de María, de realzar la entrada del Sábado de Peregrinación con el ingreso de la imagen de la Virgen del Socavón.

Ese aspecto estaba dispuesto durante el turno de participación del cuarto grupo del rol de ingreso establecido de los conjuntos folklóricos.

"Se logró el cometido, porque la imagen estaba lista, todos los artistas que trabajan en el taller y forman la empresa de arte Formas XXI, que es parte del Consorcio Virgen del Socavón, se sacrificaron bastante para que la imagen esté terminada para el Sábado de Peregrinación e ingrese escoltada por el Comité Impulsor a la cabeza de la señora Zulema de Mackay y todas las señoras que formar parte de él", señaló.

LOS MILAGROS

Lo que sucedió posteriormente, fueron una serie de milagros, aspecto que debe servir para reflexionar, porque lo que les narraremos, en nuestro concepto es una sucesión de hechos que emocionan por la forma en que se dieron.

Rocha con su grupo de artistas, tuvieron que amanecer varios días para tener la imagen de la Virgen del Socavón terminada con todos sus detalles, retoques, corona y otros.

Llegó el Viernes de Ch’alla, 4 de marzo, día muy conocido por las tradiciones que se realizan en comercios, instituciones públicas y privadas, pero en el caso de Rocha, se tuvo que dejar de lado todos esos aspectos, incluso la preparación de su traje de diablo, ya que él participó con la Diablada Oruro.

La imagen de la Virgen del Socavón tenía que entrar en la camioneta de un ingeniero, sin embargo, ese detalle no se dio, porque no hubo comunicación entre el artista y esa persona, debido al tiempo que apremiaba en la preparación final de la imagen.

Además otro factor que incidió fue que la ciudad estaba cortada en dos, por la ruta del Carnaval, el armado de las graderías y el congestionamiento vehicular.

Es así que al mediodía, Rocha se apersona en su vehículo hasta las calles Sucre y Tejerina, lugar donde generalmente están los carritos que son jalados por ciudadanos que se dedican a la actividad denominada como "carreritos".

Fue cuestión de segundos, cuando las miradas del artista y del señor que estaba a cargo del pequeño carrito, que además era el único que estaba en ese momento, se cruzaron y era como si todo estaba predestinado para que él, aquel extraño hombre, sea el encargado durante el Sábado de Peregrinación de llevar la imagen de la Virgen del Socavón, durante el recorrido.

La conversación fue corta y el acuerdo se hizo en cuestión de segundos para que al día siguiente él espere al artista en el parque de la Unión a las 11:00 horas y vayan juntos hasta un garaje para recoger a la Virgen del Socavón.

Previamente, el extraño hombre le indicó que tenía su disfraz para entrar en la ruta, ya que el artista le pidió amablemente que se vistiera bien para cumplir con esa misión.

Ese mismo viernes, Rocha prácticamente estaba contra el tiempo, los detalles en la Virgen era lo que más le demoraba, además del colocado de la corona, ya que preparó una masa especial que era como pegamento y el objeto vaya bien adherido a la cabeza de la imagen.

Simultáneamente tenía otras actividades paralelas como artista y responsable de un espectáculo, que dificultaron aún más su tarea, pero como la devoción y su amor por la Virgen del Socavón eran más importantes, se pudo subsanar cualquier situación.

EL SÁBADO DE PEREGRINACIÓN

A las 06:30 horas comenzó la jornada para el ingreso de la imagen durante el Sábado de Peregrinación, Rocha sin dormir se fue hasta la calle Brasil y Caro, para contratar un vehículo que ayude al traslado de la Virgen, hasta un lugar cercano a la entrada del Carnaval.

Misteriosamente, en el lugar donde todos los días se observan camiones y volquetas, ese día solo había un solo vehículo, y era como si esperó ser contratado exclusivamente para la imagen de la Virgen.

Una vez de haber conversado con el señor, que además era de edad, se fueron hasta el taller de arte, donde se encontraba la escultura. Allí colocaron la imagen y se la llevaron hasta un garaje de las calles 1ro. de Noviembre y Velasco Galvarro.

A través de uno de los artistas del taller, se habló con una danzarina de la Cullaguada Quirquincho, para que la imagen permanezca resguardada en su domicilio, hasta la hora del ingreso. Sin embargo, había la advertencia de que si la imagen no se recogía a tiempo, podía quedarse en el garaje y no ingresar, porque ella (la cullagua) también tenía que ir a cumplir con su devoción a través del baile, hacia la Patrona de los mineros.

El traslado de la imagen del taller hasta el garaje mencionado duró una hora aproximadamente, simultáneamente, la Diablada Oruro ya ingresaba al Carnaval de Oruro y Rocha vestido, a medias, de diablo, después de dejar la imagen de la Virgen el garaje se acopló en la 1ro. de Noviembre y 6 de Agosto, para participar con su conjunto.

Una vez que llegó al Santuario de la Virgen del Socavón después de bailar, volvió al punto de partida, más propiamente hasta el Parque de la Unión, porque le esperaba el hombre del carrito. Su cita era a las 11:00 horas, pero, el artista llegó casi con una hora de retraso.

Para fortuna de él, el extraño hombre continuaba esperando y una vez que se reunieron fueron juntos hasta el garaje a recoger a la Virgen del Socavón. Por el cansancio que tenía, Rocha se hizo llevar en el carrito y todo el mundo a su paso lo observaba, como un diablo casi en estado agónico era transportado por ese pequeño carro.

Una vez en el garaje, sacaron a la imagen hasta la calle y la acomodaron sobre el carro. Cuando trataban de arreglarla, la gente que pasaba por el lugar, se persignaba, le ofrecía pequeños rezos a la Virgen y se acercaban a besar su mano o vestimenta.

Allí trató Rocha de colocar la corona, sin embargo y aunque parezca extraño, esta se cayó de la cabeza de la Virgen, pese a que tenía un pegamento especial.

En ese ínterin, el artista tuvo que ir a buscar otro elemento para agarrar la corona, para que esta no se salga de la cabeza de la escultura.

Mientras él se ausentó, las señoras del Comité Impulsor llevaron a la Virgen hasta el punto de partida, con el temor de que los dirigentes de la ACFO no la dejen ingresar, porque había una orden.

Pero ahí ocurrió otro hecho extraño, porque ni bien llegó la imagen al mencionado lugar, las puertas se abrieron de par en par y la Virgen ingresó cuando la Diablada Ferroviaria ya estaba en formación. En ese momento, se pensó que la imagen era de esta institución diablesca, por lo que pasó camuflada hasta encabezar al conjunto.

Ese paso que duró unos cuantos minutos, fue inolvidable, emocionante y mágico, porque los danzarines (diablos) y músicos hicieron un cordón para que pase.

A medida que avanzaba, los diablos la saludaban de distintas maneras, se persignaban, se acercaban a adorarla, mientras que los músicos la saludaban levantando de sus cabezas los sombreros que llevaban puestos. Por su parte, el público la aplaudía, la coreaba, le saludaba con pañuelos blancos, espectáculo que quedará por siempre en el corazón de quienes pudieron apreciar esas imágenes inolvidables.

Posteriormente, Rocha dio alcance a la comitiva en la partida, pero ya era complicado colocar la corona, porque había demasiado público, así que la corona tuvo que ir a los pies de la Virgen del Socavón. El júbilo de los asistentes continuaba a lo largo del recorrido, con manifestaciones de diferente manera.

Una vez que llegaron a la 6 de Agosto y Herrera, había como un tablero electrónico, antes de que pase debajo de ese objeto, el público hizo señas desde las graderías para indicar que la cabeza de la Virgen podía chocar contra el mencionado tablero.

El hombre extraño que jalaba el carrito, tomó precaución de la advertencia y frenó. Inmediatamente, el público enmudeció por completo, como ocurre en un estadio, cuando el árbitro en un partido de fútbol cobra un penal y el jugador está a punto de patear la pelota. Los nervios imperaban y el hombre del carrito, lentamente jaló su vehículo y la imagen de la Virgen del Socavón pasó sin sobresaltos.

Para qué describir, lo que sucedió posteriormente, imagínese cuando su equipo de fútbol logra anotar un gol, el público estalló en júbilo y comenzó a gritar: "Virgen, Virgen, Virgen". A partir de este momento no hubo preocupación porque la Madre de los orureños ya no tendría más problemas para hacer su recorrido hasta llegar a la puerta del Santuario.

Durante el recorrido, las muestras de cariño hacia la Virgen del Socavón eran de distinta forma, había sonrisas, lágrimas por tener un sentimiento extraño que invadió en ese momento los corazones de los espectadores. En la Plaza 10 de Febrero también fue recibida con júbilo y algarabía, y se cumplía el pensamiento del padre Zanella, recordar al público y los danzarines que la esencia del Carnaval de Oruro, es la fe y devoción a la Virgen del Socavón.

SANTUARIO

La imagen terminó en el lado izquierdo de la puerta de ingreso al Santuario, porque las señoras que estaban a cargo del control, no permitieron su ingreso.

Rocha colocó con temor la corona a la Virgen y misteriosamente, esta quedó pegada a la cabeza. La imagen fue dejada en ese lugar hasta el domingo en la noche, cuando a las 19:00 horas recién se permitió su ingreso al Santuario.

La escultura de la Virgen del Socavón, quedó en la puerta y como Rocha ya estaba completamente rendido por no tener más fuerzas para acompañar a su Madre, se retiró del lugar para ir a descansar.

La dejó con el temor de que la corona se pierda, porque no se aferraba a su cabeza, pero aquello no sucedió.

La Patrona de los mineros se quedó ahí durante toda la noche del sábado, el domingo y fue partícipe del Alba, aunque a una distancia muy razonable, de donde se desarrolló el verdadero festejo.

Los visitantes, fieles, danzarines y devotos, colocaron velas a los pies de la imagen, le rezaron, pidieron su bendición y hasta se sacaron fotos, negocio que fue aprovechado por los fotógrafos, cobrando por cada retrato 10 bolivianos.

Quizás esta fue la parte negativa de todo, porque los fotógrafos sólo lucraron con la imagen y no la respetaron como la Patrona de los orureños.

Ya domingo del Corso de Carnaval, recordemos que en la tarde llovió copiosamente y Rocha participó junto a su diablada, la Diablada Oruro en el segundo día de entrada.

Su conjunto se desconcentró en la Plaza del Folklore, luego se aproximó a la escultura que era invadida por los fotógrafos, cayó en la tentación del público y también se hizo sacar una fotografía acompañado de su madre, hermana y sobrino.

En el ínterin de que fue a buscar al padre Zanella para que permita el ingreso de la imagen al Santuario, a los pies de la Virgen se juntó agua de lluvia, los ocasionales visitantes pensaron que se trataba de agua bendita, se arrodillaron recogieron unas cuantas gotas y se persignaron delante de la Patrona de los mineros.

El Niño de la Virgen del Socavón apareció con una flor de plástico en la mano, que cuando metieron la imagen al Santuario, después de obtener el permiso, se le cayó de la mano.

El ingreso al Santuario también fue extraño, porque en ese momento aparecieron varios voluntarios para ayudar a llevarla, danzarines, vestidos de caporal, diablos y civiles efectuaron esa labor.

Posteriormente, las puertas se cerraron y una persona encontró la flor del Niño, se contactó con Rocha, quien permitió que esa pequeña flor de plástico sea llevada por quien la había hallado.

El artista volvió el lunes de Carnaval, al Santuario, allí encontró al Niño de la Virgen con la flor que había derramado un día antes. También tuvo una intensa labor de despejar a los fotógrafos que no respetaron la casa de la Virgen, ya que continuaban negociando con su actividad.

El miércoles de ceniza, la imagen de la Virgen del Socavón volvió al taller, para sacarla del Santuario también se tardó mucho tiempo y la persona del camión que se contrató para su traslado tuvo que esperar. Al llegar al taller, Rocha le dio las gracias por haberla trasladado, mientras que el transportista, lleno de felicidad, contestó que el gusto era de él por haber tenido la suerte de transportarla.

Al final Rocha manifestó que la Virgen del Socavón puso a las personas precisas en el camino, para que ocurran todos aquellos hechos que se tornaron en inexplicables, por la forma en cómo sucedieron. Asimismo, el artista reflexiona porque una serie de cosas malas le pasaron posteriormente.

"Se siente como una pugna entre el bien y el mal, pero seguiremos adelante para que este proyecto, el Mirador Virgen del Socavón se termine satisfactoriamente", dijo.

Juzgue usted, meras coincidencias de los hechos o es que realmente, una vez más la Virgen del Socavón demostró el cariño a sus hijos con una serie de pruebas que se suscitaron durante los días del Carnaval, situaciones que a nuestro humilde modo de pensar, fueron milagros con una serie de mensajes que sólo el fiel y devoto lo podrá descifrar en su corazón.


La milagrosa imagen antes de ingresar en el Santuario

Durante el recorrido de la entrada de peregrinación llevada por un "carrerito"

El Santuario de la Patrona de los mineros

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Los milagros de la Virgen del Socavón

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2014 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 6 de 12

Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 17 invitados en línea