Inicio
Domingo 21 de noviembre de 2010
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 21 Nov 2010:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 21 de noviembre de 2010
LA PATRIA, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:
A 165 años del Himno Nacional

Canción patriótica lleva el mensaje de nunca rendirse ante nada y ante nadie

•  Por: Dehymar J. Antezana A. - Periodista


Hace un par de días se conmemoró 165 años del Himno Nacional que oficialmente se estrenó el 18 de Noviembre de 1845 en el Teatro Municipal de la ciudad de La Paz. Pero dentro de esta fecha histórica hubo de por medio una historia de amor que inspiraron a José Ignacio Sanjinés y Benedetto Vincenti a hacer uno de los himnos más hermosos del mundo, principalmente por la letra que denota un mensaje de no rendirse ante nada y ante nadie.

Si vamos más allá del estreno oficial del Himno Nacional, debemos llegar a 10 años después de la fundación de la República de Bolivia, qué nombre que lo extrañamos, cuando el valioso músico y compositor peruano Pedro Jiménez de Abril Tirado, escribió la Marcha Nacional, considerado como el primer Himno Patrio.

EL HIMNO

Es un poco complicado recopilar la verdadera Historia de Bolivia, porque para algunos hechos no existen libros convencionales que nos indiquen con certeza los sucesos que ocurrieron en esa época, pero buscando un poco encontramos uno que está registrado en Selecciones de Bolivia, lamentablemente no existe firma del autor, pero se narra que el Himno Nacional se compuso por inspiración de amor.

La historia del Himno Nacional se remonta hasta antes de la victoria de la Batalla de Ingavi el 18 de noviembre de 1841, y para su creación tuvieron que ver mucho dos mujeres potosinas.

Una de ellas era novia del residente Leopoldo Benedetto Vincenti, Justina Daza, hija de don Melchor Daza, diputado por Potosí a la Asamblea Constituyente, y su amiga, Liberata Sanjinés, hija del insigne político, secretario de la Asamblea Constituyente y poeta, José Ignacio Sanjinés.

Ambas señoritas gozaban de las serenatas que brindaba Benedetto, inspirado en la rica música nacional y melodías extranjeras, cuidadosamente seleccionadas. Se pusieron de acuerdo entre las dos damas para conminar tanto a su novio como a su papá para que compongan el Himno Nacional.

Para ello, Justina amenazó a Benedetto, señalando que si no componía el Himno de su Patria, no se casaría con él, a lo que el italiano contestó "Qué audaz eres Justina".

Mientras que el padre de Liberata respondió: "El amor a la Patria me justifica".

Posteriormente, el poeta con el músico se reunieron para componer el Himno Nacional de Bolivia. Después de un arduo trabajo, una noche de nevada, se desconoce la fecha, ambos tenían bajo el brazo la partitura y la letra de la canción, que se convertiría desde ese entonces, como el mensaje de amor por una nación que dio todo a sus habitantes.

Con mano maestra, el artista ejecutó la canción que a los presentes les pareció excelente. José Ignacio de Sanjinés quedó conmovido y no aguantó las lágrimas que salían de los ojos, debido a la emoción de tan bellas melodías y la letra que leyó ante su hija y amigos.

No pasó mucho tiempo, cuando con motivo de la Batalla de Ingavi, llegó un mensaje a la casa de Benedetto, para que componga una canción en honor a esa victoria bélica.

El artista consultó a su novia sobre la invitación del gobierno, a lo que Justina le dijo que era la mejor oportunidad para presentar la composición que hicieron junto a Sanjinés, donde se reflejaba las glorias de la Patria.

Fue así que la feliz pareja, más su amiga entrañable Liberata y su padre José, viajaron a la ciudad de La Paz.

Estaba como presidente de la República, el héroe de la Batalla de Ingavi, José Ballivián Segurola, quien puso a disposición de los dos artistas a las bandas de música del Ejército, los batallones Quinto, Sexto y Octavo, quienes al mando de Benedetto Vincenti dieron la primera serenata a Bolivia, la mañana del 18 de Noviembre de 1845, en presencia del Presidente.

La noche de ese mismo día, en el Teatro Municipal de La Paz, se estrenó oficialmente el Himno Nacional de Bolivia, interpretada por una orquesta sinfónica, al canto de un grupo de jóvenes.

El mandatario presenció tan significativo acto, sentado en el palco oficial, junto a sus ministros y autoridades civiles y militares, rodeados del pueblo que ovacionó con gritos y aplausos a los compositores. También se llenaron de la emoción por la magnífica interpretación del Himno, que a partir de esa fecha sería como el oficial de Bolivia.

Las dos mujeres que inspiraron a la composición del Himno, estuvieron en un palco oficial adornado con los colores de la Enseña Tricolor y acompañadas del padre de Justina, don Melchor Daza.

Después de la ceremonia, el presidente de la República, José Ballivián se subió al escenario para felicitar al autor de la letra, José Ignacio Sanjinés y de la música, Leopoldo Benedetto Vincenti, a quienes les puso una corona de flores de Kantuta, al músico le entregó una batuta de oro.

En medio del aplauso del público, Benedetto convocó a su novia, quien fue presentada ante el dignatario de Estado, en la que le manifestó que ella fue la inspiradora del Himno en confabulación con su amiga Liberata, hija del autor de la letra.

Más tarde, Benedetto y Justina se casaron apadrinados por su Excelencia, José Ballivián Segurola y se fueron de luna de miel a Europa. Antes de partir, la pareja recién casada apadrinó el matrimonio de Liberata, quien se quedó en su ciudad natal, Potosí, para someterse a la vida de mujer casada.

JOSÉ IGNACIO SANJINÉS

Nació en Potosí, fue abogado y diputado por su tierra natal en 1825, asistió a la Asamblea Constituyente de ese año, sancionó la Constitución boliviana que lleva su firma, como uno de los 17 representantes de esa ciudad.

Participó de la Constitución de 1831, tres años después fue nombrado Hijo Predilecto de Potosí y senador. Suscribió la tercera Constitución de Bolivia y durante el gobierno de Santa Cruz fue designado como Ministro del Interior. El 7 de mayo de 1836, se hace cargo de la Secretaría General del Gobierno. Fue poeta, jurisconsulto y legislador.

En el magisterio, consagró muchos años de su preciosa existencia a instruir a la juventud.

LEOPOLDO BENEDETTO VINCENTI

Nació en Roma Italia. Su padre fue Antonio Vincenti. Estudió en el Colegio de Jesuitas "San Vital" en Roma. Terminó sus estudios artísticos en Paris, en el conservatorio de esa ciudad.

Fue contratado por el contraalmirante Du Thouss, para una expedición que fue interrumpida durante tres años, cuando debía tomarse posesión a nombre de Francia, el archipiélago de la Polinesia.

Ese incidente permitió al músico quedarse en Chile, luego pasó a Bolivia y se instaló en la ciudad de Potosí, allí conoció a su novia, Justina Daza y posteriormente fue invitado a componer el Himno Nacional.

HIMNO NACIONAL

"¡Bolivianos!… ¡El hado propicio / coronó nuestros votos y anhelo!…/ Es ya libre, ya libre este suelo, / ya cesó su servil condición. / Al estruendo marcial que ayer fuera / y al clamor de la guerra, horroroso, / siguen hoy, en contraste armonioso,

dulces himnos de paz y de unión.

CORO

De la Patria el alto nombre / en glorioso esplendor conservemos… / Y, en sus aras, de nuevo juremos: / ¡Morir antes que esclavos vivir!…

II

Loor eterno a los bravos guerreros, / cuyo heroico valor y firmeza / conquistaron las glorias que empieza / hoy Bolivia feliz a gozar. / Que sus nombres, el mármol y el bronce, / a remotas edades trasmitan / y, en sonoros cantares, repitan: / ¡Libertad, Libertad, Libertad!…

CORO

III

Aquí alzó la justicia, su trono / que la vil opresión desconoce, / y, en su timbre glorioso, legóse / Libertad, libertad, libertad. / Esta tierra inocente y hermosa, / que ha debido a Bolívar su nombre, / es la Patria feliz donde el hombre / goza el bien de la dicha y la paz.

CORO

IV

Si extranjero poder, algún día, / sojuzgar a Bolivia intentare, / al destino fatal se prepare / que amenaza a soberbio agresor. / Que los hijos del grande Bolívar / han ya, mil y mil veces, jurado / morir antes que ver humillado, / de la Patria el augusto pendón.

CORO

HOMENAJE

Los bolivianos debemos rendir homenaje patriótico a nuestro Himno Nacional, sin embargo, muchos de nosotros nos olvidamos del propósito de esta Canción Patriótica porque cuando se lo entona, no existe respeto, se ve a gente con su sombrero o caminando, mientras otros se quedan en su sitio firmes para ensalzar el significado de las sacrosantas notas del Himno Nacional.


Partitura original del Himno Nacional de Bolivia

Nuestra bandera tricolor símbolo de nuestra amada Patria

Los Colorados de Bolivia entonan con mucho fervor y amor nuestro himno

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Canción patriótica lleva el mensaje de nunca rendirse ante nada y ante nadie

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2014 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 5 de 8

Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 168 invitados en línea