Inicio
Domingo 22 de septiembre de 2013
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
   Ver la edición de HOY     Listar resúmenes del 22 Sep 2013:
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 22 de septiembre de 2013
LA PATRIA, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:

Educación y cultura en Oruro

•  Por: Marlene Durán Zuleta - Poeta escritora e Investigadora de la cultura orureña


Continuamos con Oruro en la historia de finales del siglo XIX y principios del XX. Volteamos la página de trabajos anteriores cuando rememoramos al Hospital General, al Hogar Penny de Beneficencia. Seguimos en la línea con tinta indeleble para extender las palabras que desarrollan en escritos sobre Educación y Cultura.

Otrora la educación del nivel primario era controlada rigurosamente, primero porque distinguían que los futuros cimientos estaban en el conocimiento que se proporcionaba a los niños y jóvenes, indudablemente que lo primordial era la lectura, comprensible que sin condiciones de extenderles el material requerido, no se garantizaba buenos resultados.

Algunos informes aclaraban la imposibilidad, de apreciar que la enseñanza sin texto no tendría los objetivos esperados. Profesor y alumno deberían contar como guía de mensaje, con un libro, o escrito. El H. Concejo debía proporcionar a las escuelas: alfabetos, cartelones, diccionarios, manuales de consulta y libros indispensables. Explicación lógica que reconoce duplicar esfuerzos para obtener los resultados esperados.

En 1892 existían 6 establecimientos de la Capital: "Colegio Del Carmen, Escuela San Felipe de Austria, Lourdes o Santa Bárbara, Central Bolívar, Vásquez y Dalence". Los Cantonales eran 8: "Paria Escuela de varones y de niñas; Sorasora de niñas y de varones; Caracollo de varones, Dalence, La Joya, Challacollo". Se habían inscrito en la capital 616 alumnos (varones y mujeres).

El año 1893 llegó a aumentar el número de alumnos, en esta gestión existían "1.074 estudiantes". Este logro se debía a los recursos que habían realizado los maestros para despertar interés de los educandos.

La mayoría de los establecimientos contaba con local propio, con excepción de la Escuela Vásquez, que funcionaba en un local privado. Gran parte de las direcciones estaban a cargo de profesoras.

El Inspector L. Taborga Pizarro mencionaba constantemente sobre el uso de textos escolares y la falta de los mismos, los maestros hacían lo que podían para cumplir con su misión de ser guías.

En su gestión (1903) el señor José Víctor Zaconeta, había instruido elaborar el Plan de Estudios con la colaboración de señor Rodolfo M. Loza que cumplió su objetivo de duplicar las escuelas, incluyendo una Nocturna de Artesanos, precisamente para que tengan oportunidad de trabajar en el día y estudiar en horario vespertino.

El Dr. Adolfo Mier en su informe como Presidente del Cuerpo Directivo de Intereses Comunales (1899) señala: "Como los locales de los establecimientos de instrucción fueron cuarteles, no fue posible restablecer la instrucción inmediatamente. Se llamó al desempeño de los profesorados a los jóvenes que habían rendido exámenes de competencia y se nombró Inspector General de Instrucción al doctor Eucarpio Arteaga. Los exámenes han sido bastante satisfactorios. Las Escuelas fueron reinstaladas el 1 de julio con arreglo al Presupuesto vigente en cuanto a su personal".

Esas circunstancias motivaron para que el Dr. Gabriel Palenque sea nombrado Inspector de Escuelas y consecuente con su formación, logró imponer disciplina en la totalidad de los planteles escolares. Se cumplieron los reglamentos y la constante vigilancia hacia los maestros, tuvo ventajas en el control cotidiano de asistencia.

El Colegio del Carmen y La Escuela Central Bolívar obtuvieron beneficios con el alfombrado, muebles y escritorios importados desde Norteamérica. La compra fue directa a través de casa Salsberg, asimismo de útiles escolares.

El señor Oswaldo Peláez había realizado gestiones ante el Ministro Eliodoro Villazón, era el año 1907 cuando dicha autoridad contrató a Maestros normalistas dos varones y dos mujeres de nacionalidad argentina, con el propósito de profundizar la educación.

La campaña que se había emprendido para la lectura, dio resultados. Don Simón I. Patiño entregó al H. Concejo Municipal 4.000 libros con destino a las escuelas del Departamento, esta actividad se realizó en la gestión del eminente hombre probo descendiente de Pantaleón Dalence, Dr. Zenón Dalence Presidente del Órgano de Gobierno de Oruro.

La señorita Lola Cardona Torrico, era directora de la Escuela "El Hogar" fundada en 1921, funcionaba en el local del Colegio "El Carmen" con 3 cursos 1º, 2º y 3º con material deficiente para el número de alumnos adultos y en horario nocturno, subvencionada y supervigilada por el H. Concejo Municipal. De acuerdo a los grados, los profesores estaban registrados: Srtas. Teresa Velasco, María Estrada, Lola Cardona. Esther Argote de música y R.P. Félix Sola de religión.

Como suelen ocurrir cambios, en 1927 la profesora Lola Cardona Torrico, regentaba la Escuela nocturna de Mujeres Artesanas.

El Concejo demanda la expropiación de los terrenos de la señorita Lola Cardona Torrico con una extensión de 545 metros cuadrados para la prolongación de calle Belzu por el lado Oeste, región Noreste de la ciudad, en calle Soria Galvarro, Aroma y Oblitas.

El año 1930 es contratado el señor Oscar Uzín para ocupar el cargo de Inspector Técnico de Instrucción, el propósito era proyectar una reforma en el plan de enseñanza instaurada por una exautoridad que no dio resultado, sumándose a estas observaciones, espacios inadecuados para la instrucción, horarios extendidos en las escuelas, finalmente se logró completar las horas de la mañana y tarde.

El Consejo de Instrucción Municipal de acuerdo a la ordenanza fue organizado, Presidente: Demetrio Canelas, Vicepresidente: Sr. Fritz Theis, Secretario: Sr. Oscar Uzín, Vocales: Sra. Raquel Gastelú de Ríos Sr. José Zavaleta, Sr. Benedicto Durán, Vocales Suplentes: Sra. Celia de Quezada y Sr. Máx A. Bairon.

Otro importante registro fue la creación de una escuela rural en una provincia, con internado. No solo era espacio de alfabetización, el alumnado fue preparado en enseñanzas de agricultura y ganadería.

El Prof. Jacinto Rodríguez S. con experiencia en el magisterio fue nombrado para inspeccionar la instrucción municipal, el mismo cumplía labores en el Colegio Simón Bolívar.

Se organizó para cumplir en plenitud con las funciones encomendadas, con resultados satisfactorios.

La Escuela Juana Azurduy de Padilla era de educación primaria, contando en sus aulas solamente a niñas, encontrándose en calle Alianza (hoy calle Adolfo Mier), a media cuadra de la Plaza 10 de Febrero. Era uno de los prestigiosos planteles de la ciudad. No existían profesoras normalistas, servían seis titulares y las demás eran interinas. Habían sido inscritas 443 alumnas.

El personal constaba de una directora, sin cátedra. Profesoras de castellano, cálculo, geografía e historia nacional, geometría y dibujo, corte y confección, ropa blanca, bordados y tejidos, sombrerería y flores, economía doméstica y un profesor de higiene y puericultura (Médico del Hospital).

Posteriormente se aumentaron la sección comercial, con profesores especializados, profesores de música y educación física.

Otro centro educativo como la Escuela Central "Sucre" también quedaba próxima a la plaza 10 de Febrero en calle Alianza, contaba con 610 alumnos. Con el transcurso del tiempo fueron abandonando quedando en la conclusión 302 alumnos, de nivel primario.

La Escuela Sebastián Pagador, ubicada en calle La Plata, frente al Palacio de Justicia registró a 300 alumnos, al vencer las pruebas quedaron 138 estudiantes.

También existían escuelas suburbanas, muy alejadas de la ciudad, el crecimiento de la población, sostenía que la municipalidad debía hacerse cargo de algunos centros educativos. Se llegó a contar con dos establecimientos en la zona sur con el señor Rubén Tapia y el auxiliar, eran 23 alumnos, otra de mujeres con la regencia de la Srta. María Daza que atendía 16 alumnas.

En la zona norte, funcionaban dos escuelas, la de varones a cargo del señor René Miranda y el auxiliar Isaac Luna, contaba con 61 alumnos. Dentro de sus requerimientos solicitaba ítem de un portero, policía Escolar y ramas técnicas. La de mujeres inscribió a 15 alumnas, siendo responsable la señorita Bertha Frías A. Todos coincidían que tenían que alfabetizarse, funcionaron desde 1924 y demandaban contar con locales propios. El año 1927 se registraron 80 entre niñas y niños, volviéndose mixta.

Las escuelas nocturnas también tuvieron prioridad, precisamente para gente adulta, que trabajaba y que tenía deseos de superación. Llamada Escuela Central Sucre de Artesanos, para los varones, dirigida por el señor Emilio Vásquez Dalence, fueron 300 alumnos y para niñas de la clase obrera femenina "El Hogar", que funcionaba en el colegio "El Carmen", contando con tres ambientes y un salón de música. Señalaba que por ser única en la ciudad había recurrido a la señora Rosa B. de Murguía y la señorita Lucinda Cardona Torrico, quienes no dudaron en cooperar. Este centro educativo estaba dirigido por la competente educadora señorita Lola Cardona Torrico.

Otras escuelas que funcionaban eran "El Carmen, Central Sucre, Genaro (era colegio particular, y contaba con 67 alumnos de nivel primario, a cargo de Neptalí Gallo P.), Oruro Moderno, Hospicio Penny de San Miguel que contaba con 58 alumnas".

La Fundación del Kindergarten Municipal, causó beneplácito, Jardín que recibió de principio (1927) a 30 niños y antes que concluyera el año escolar contaba con 90 alumnos, cuyo director era el señor E. Frontaura A.

El 3 de noviembre de 1930, se realizaba la Primera Convención de Maestros, llegaron de todo el país. Las escuelas municipales acreditaron a la representación orureña formada por la insigne dama "Sra. Raquel Gastelú de Ríos. Directora de la Escuela Industrial de Niñas y el señor Max A. Bairon Director de la Escuela Industrial de varones nombrados por la asamblea general del preceptorado". Durante el evento se llegaron a óptimos resultados que el magisterio nacional quedó complacido por los temas abordados y resueltos.

Ese año la clausura fue presidida por el H. Comisionado de Instrucción Dr. Demetrio Canelas, quien despidió a los maestros con la promesa de colaborar y prestar atención en la próxima gestión y mejorar la condición económica del magisterio (municipal).

A tiempo de analizar la Educación Municipal, se llegaba a la conclusión que sólo dos escuelas tenían locales propios, el resto era alquilado con muchas deficiencias en comodidad. También se veían las estadísticas por el alto índice de abandono de los alumnos que no llegaban a la conclusión de estudios.

Los Técnicos de Instrucción Municipal como el Sr. Oscar Uzín S. eran parte fundamental en el proceso de la información, el Consejo de Educación estaba constantemente en comunicación y todos los datos estadísticos eran pieza fundamental para la vida escolar del próximo año.

El año 1948 se crea el Departamento de Cultura, bajo la responsabilidad del señor Carlos Mendizábal Camacho, asume y entrega todo su conocimiento para motivar a la ciudadanía en una variedad de actividades culturales con el logro esperado.

El Teatro al Aire Libre "Luis Mendizábal Santa Cruz", fue entregado el año 1953. Un escenario completo con capacidad para 5.000 espectadores. Destinado al registro de actividades culturales. El costo fue de 140.000 bolivianos.

Después del deceso del poeta y periodista Luis Mendizábal Santa Cruz, para honrar su memoria alrededor de los años 60 una escuela fue registrada con su nombre, lamentablemente ese reconocimiento fue fugaz, posiblemente algunos cambios motivaron tal decisión negativa.

Los planteles educativos reaccionaban de manera consciente cuando los alumnos llegaban tardíamente a clases, no permitían que bajo ningún concepto el niño o joven quede fuera del establecimiento, pasaba los umbrales para permanecer durante la primera clase en el patio de la escuela.

La educación y cultura debe ser valorada por todos los ciudadanos debiendo extenderse e inculcar a la niñez y juventud la magia y aventura de los libros, sea prioridad en la filosofía de la humanidad para avanzar y defendernos de malos hábitos.



Referencias:

Informes Presidentes

Concejo Municipal.

Gestiones 1892-1893-1899-1903-1097-1921-1927-1930-1948.




Colegio Simón Bolívar, el más antiguo

Escuela Juana Azurduy de Padilla, calle Alianza (hoy Adolfo Mier)



El jurisconsulto Pantaleón Dalence

Escuela fundada en honor a Lola Cardona

Moderna instalación de la U. E. Donato Vásquez

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, Educación y cultura en Oruro

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2014 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 4 de 7

Servicios
Lo más visto
Noticias Bolivia     Minería       Deportivo     Cultural        Policial    Editorial         Ecología        Necrológicos    Avisos  Internacionales         Cultura       Oruro      Arte     Económicos      Tu Espacio
Guía Telefónica 2011

Nombre o Dirección
Número de teléfono
Gentileza de: OruroWeb      Coteor
Hazte fan de La Patria
Radio Mediterráneo FM 96.3 en vivo
MEDITERRANEO FM
      Hay 171 invitados en línea