Inicio
Domingo 27 de diciembre de 2009
Ediciones pasadas
Suplementos
Especiales
Contacto
Listar resúmenes
Picadas
Picadas
Resumen fotográfico

Domingo, 27 de diciembre de 2009, Revista Dominical
Idioma:
Tamaño:
3 de abril de 1921

El poder del estaño orureño y la primera catástrofe aérea del país

•  Por. Ing. Miguel Salas Aguilar


Momentos antes de la primera catástrofe aérea, en el "Blériot" de combate, adelante va el Sr. Fernández, atrás el Tte. Bourdon. Foto: Villa de La Tapia.
PATIÑO Y EL ORURO DEL SIGLO XX

Simón Patiño, de cuna cochabambina. Personaje minero muy conocido en nuestra historiografía nacional, que de modesto empleado de la casa comercial "Fricke" en la ciudad de Oruro, logró acumular una grandiosa riqueza gracias a sus propiedades mineras de Huanuni, como exitoso propietario minero se benefició personalmente gracias a la alta demanda de este estratégico mineral solicitado por los países de primer mundo. El estaño, llamado ‘metal del diablo’ le catapultó al grado de capitalista – banquero, y finalmente a ser la sexta persona más rica del mundo.

La riqueza minera de nuestro providencial suelo trabajada por sus hijos, lamentablemente favorecieron al enriquecimiento personal de un foráneo vecino, y mediante este, a potencias extranjeras: Oruro, no obtuvo ningún progreso del que actualmente podamos sentir orgullo. Ojala que con la actual Autonomía departamental, cambie este miserable destino de beneficiar a ajenos.

Oruro, había organizado el 26 de Marzo de 1915 la primera institución aérea del país el "Comité Pro Escuela Militar de Aviación de Oruro", que a esfuerzo propio de colectas personales e institucionales de la ciudad, lograron contratar desde Chile al joven aviador Luís Omar Page, quien logró el primer vuelo en Bolivia en su avión Bleriot, fue el 30 de Julio del mismo año. El centralismo paceño miró con malos ojos estos éxitos regionales, y fueron ellos los encargados de monopolizar el poder aéreo comercial de Bolivia.

EL TELEGRAMA DESDE PARIS.

Las circunstancias explicadas, lograron el desprendimiento de Simón Patiño con la donación de dos flamantes aviones que el providencial subsuelo orureño costeó. Su interés por el desarrollo de la aviación militar de Bolivia, surgió un año antes, cuando el 19 de abril de 1920, ya se había logrado establecer el primer raid aéreo de la ciudad de La Paz a Oruro en el triplano ‘Wasp’ piloteado por Donald Hudson.

El Ministro de Guerra, contestando al generoso y patriótico ofrecimiento hecho por el señor Simón I. Patiño de obsequiar un aeroplano destinado al servicio del ejército nacional, le dirigió un cablegrama agradeciendo a nombre del pueblo boliviano aquel obsequio, además de recomendando que el mismo "debe ser del tipo de guerra con motor de gran potencia, a fin de que se realicen ascensiones por lo menos a 20.000 pies sobre el nivel del mar". Patiño contestó al Ministro de Guerra en forma positiva como lacónicamente, de la siguiente manera: "París. 2 de junio de 1920. Señor: Ministro de Guerra. La Paz. – Recibido telegrama, mando ejecutar pedido. – Fdo. Patiño"(2).

INTENTO DE FUNDAR LA ESCUELA DE AVIACIÓN DE ORURO, EN LA PAZ.

A principios del año 1921, llego a nuestro país los dos poderosos aviones, cuando Simón Patiño, se comprometido a tan solamente uno. Magnifico y merecido obsequio al progreso nacional por parte del desprendido industrial minero: "Tenemos conocimiento que los aviones obsequiados por el patriota y acaudalado industrial señor Simón I. Patiño ya se hallan en La Paz, y en la actualidad se halla tramitándose la liberación de derechos aduaneros ante el ministerio del ramo"(3).

Lamentablemente el centralismo se puso en acción, y se excuso que los vuelos de prueba serian en el Alto de La Paz, en claro intento de fundar allí la nueva institución aérea, cuando fue Oruro la ciudad de la iniciativa y los máximos aportes. El colmo fue negar al aviador Juan Mendoza, el pilotaje de estos aviones cuando este orureño obtuvo su brevet internacional Nº 103 el 18 de Julio de 1916 y por entonces era casi el único piloto nacional.

VUELOS EXITOSOS EN EL ALTO.

Junto a los dos flamantes aviones franceses de combate Bleriot tipo "Spad" de 480 HP, llegó el piloto Mauricio Bourdon, quien estaba contratado por Patiño, por el tiempo de seis meses, para el establecimiento de tal escuela.

La llegada de los flamantes aviones y el piloto francés, elevó el entusiasmo de la población, quienes creían que por fin se iba a establecer la ansiada "Escuela Militar de Aviación", las pruebas de vuelo realizadas 17 días antes por Bourdon en El Alto, fueron exitosas: "Ayer a horas 3 y media pm., la población de La Paz, tuvo el agrado de contemplar las evoluciones efectuadas por el diestro piloto francés, Bourdon, quién en el biplano Blériot de ejercicios que ha obsequiado al ejército nacional el acaudalado industrial señor Simón I. Patiño, ha realizado un vuelo interesante sobre la ciudad, a pesar de lo descompuesta que se hallaba la tarde. A una altura más o menos cuatro mil cien metros, realizó varios virajes rápidos, ascensos y piques que demostraron las excelentes condiciones del biplano de ejercicios"(4).

EL PRIMER DESASTRE AÉREO.

Comprobándose la eficacia de los nuevos aparatos, se dispuso una inmediata inauguración de la flamante "Escuela Militar de Aviación" en La Paz, ante el reclamo generalizado de Oruro, la que se programó para el 3 de abril.

Para tal ocasión Patiño, había ya llegado a Oruro desde París y se aprestó a trasladarse a La Paz, junto con una selecta comitiva para entregar los aviones donados al Ejército: "Viaje del señor Patiño. El filántropo caballero don Simón I. Patiño, viaja hoy a La Paz, con objeto de asistir al vuelo oficial de los Aeroplanos que ha obsequiado al Ejército. Van con él los señores Arturo Loaiza, Máximo Nava y don Pablo Pacheco, con más el personal de empleados de la casa Patiño"(5).

Aquel 3 de Abril de 1921, la despoblada zona del Alto de La Paz, se llenó de miles de espectadores que junto a delegaciones consulares y del Gobierno; así como el Ejército, fueron testigos de los repetidos vuelos oficiales de los primeros aviones del Estado boliviano; el piloto Mauricio Bourdon peligrosamente sobrevolaba con vuelos a baja altura sobre la concentrada multitud.

Durante uno de esos vuelos, el poderoso avión fue a caer de forma rápida e inesperadamente sobre la indefensa mancha humana, llevándose consigo al Sr. Agustín Fernández representante de la firma "Simón I. Patiño" que hacía de copiloto quien junto con el piloto murieron inmediatamente, junto con el retorcido e inútil avión.

El dantesco espectáculo se sumó a la muerte de 9 infortunados ciudadanos, entre hombre y mujeres, que tenían los miembros horriblemente mutilados por la fuerza del impacto, además de otros tantos heridos de gravedad.



Las causas de la tragedia de aquel día domingo, fueron completadas por las posteriores investigaciones que realizaron los señores Germán Alberdi, ingeniero mecánico de la Escuela de Aviación y el Capitán Vásquez, quienes comprobaron el funcionamiento correcto del motor y comando de la Aeronave siniestrada sobre la multitud, descontando así la hipótesis de que el trágico accidente haya sido ocasionado por estas causas. Por lo que es de completo error humano, como refiere el informe que estos pilotos dieron a los medios oficiales: "Mr. Bourdon trató de hacer un viraje a gran velocidad hacia la derecha y bajó al mismo tiempo…No me explico el por que de la bajada brusca que ocasiono tantas pérdidas humanas. Lo cierto es que cuando éste comenzaba su viraje a la derecha, el movimiento fue seguido en el timón de profundidad… la escasa altura a que volaba el aparato hizo que éste encontrara tierra antes de llegar a un cuarto de vuelta. Y para terminar, pueden ustedes asegurar que ningún piloto pudo haber vuelto inmediatamente su máquina a vuelo normal, dada la velocidad de 220 kilómetros por hora y a la poca altura de 40 metros, que lo referido sucedió, antes de chocar tierra, fatalmente debía ocurrir la tragedia (6).

¡Como se ve, aquel festejo se torno en desgracia! El primer desastre aéreo de nuestra historia nacional sobrellevo perdidas irreparables más que todo por los civiles, el entonces Presidente de la República Bautista Saavedra, dictó dos mandatos siendo la primera un Decreto Supremo fechado el 4 de Abril llamando al "duelo nacional el día 5, en homenaje a las víctimas de aviación", y la segunda disposición fue una Ley de la República, mediante la cual el Gobierno Nacional "pagará los gastos de sepelio y asistencia de las víctimas del siniestro del 3 de Marzo":

HONRAS FÚNEBRES A BOURDON.

Respecto al piloto francés, Maurice Bourdon. Este fue muy criticado por el grueso de la población, si bien también falleció, producto de aquella inexplicable maniobra que se llevó la vida de inocentes civiles.

Sin embargo como todo pionero de la aviación a favor de la aviación nacional así como destacado piloto de guerra, el "Centro Militar Boliviano", le rindió los mas respetados homenajes póstumos, mediante una conceptuosa carta dirigida Sr. Jean André Tinayre, embajador francés en Bolivia: "…envió a V.E. 15 coronas de flores que fueron depositadas en la capilla ardiente erigida en este Centro Militar, para honrar los restos del que fue Teniente Maurice Bourdon, intrépido y valeroso piloto francés, que ha rendido su preciosa existencia, al establecer las bases de la escuela militar de aviación boliviana. Aprovecho de esta tristísima oportunidad, para rogar a vuestra excelencia, quiera transmitir a la Colonia Francesa y a la viuda del malogrado Bourdon, la sentida condolencia del Directorio y de toda la clase militar boliviana"(7).

Aquel primer intento de establecer una institución aérea en el país se postergó por la gravedad de los acontecimientos y solo fue restablecida en grandes ánimos nacionales, cuando el heroico Juan Mendoza y Nernuldes. Conquistó exitosamente los cielos patrios el 10 y 21 de Noviembre del mismo año. Logrando con la Luz de sus triunfos, enterrar esta triste página de nuestra historia aérea nacional: y gracias al valor de éste orureño se debe la concreción de la actual Fuerza Aérea Nacional de Bolivia, como se conocerá en el próximo capítulo.

BIOGRAFÍA.

Los datos biográficos del Sr. Maurice Bourdon, son resumidos pero reveladores: era de nacionalidad francesa, y obtuvo el brevet de ’Piloto Superior Militar’ el año de 1906, desatado el conflicto europeo participó como piloto militar en las batallas de Verdum y en Saint Michel que lograron posteriormente el éxito bélico contra Alemania.

Posteriormente ya restablecida la paz europea, Bourdon, se dedicó al traslado de pasajeros civiles y correo desde París a Londres, realizando 57 travesías. Por sus altos servicios, fue merecedor de la "Legión de Honor","Medalla Militar", y la "Cruz de Guerra con Palmas", y otras varias distinciones de los países aliados.

Fue contratado por el industrial Simón I. Patiño en 1921 para dirigir la naciente "Escuela Militar de Aviación" para lo cual este había adquirido dos aviones modernos, "Blériot" de guerra y practica. El día del primer vuelo en la pista de El Alto, este se estrelló, con los terribles datos ya detallados líneas arriba. El 27 de Noviembre de 1967, la Tte. Cnel. de aviación Amalia Villa de la Tapia, exhumó sus restos mortales para transferirlos a sarcófago y rendir un último homenaje de respeto, al malogrado piloto. El autor de este articulo, en una vsita efectuada al cementerio de La Paz, no logró dar con la tumba del mencionado piloto.



(*) Historiador, Miembro de la Sociedad de Historia y Geografía de Oruro. miguelitosaurio@hotmail.com

(1)EL DIARIO La Paz, 6 de Junio de 1920. Nº 6.104. El avión que obsequiará Patiño.

(2) LA REFORMA Oruro, 3 de febrero de 1921. Nº Sin Num. De Aviación.

(3) LA REFORMA La Paz, 18 de Marzo de 1921. Nº 79. Hermoso vuelo del aviador Bourdon.

(4) LA REFORMA La Paz, 2 de Abril de 1921. Nº Sin Num.

(5) LA REFORMA La Paz, 2 de Abril de 1921. Nº Sin Num.

(6)LA REFORMA La Paz, 30 de Abril de 1921. Nº 78. Las causas de la tragedia del domingo.

(7) LA REFORMA Oruro, 26 de Abril de 1921. Nº 110. Homenaje póstumo al aviador Bourdon.


Tte. Mauricio Bourdon. Foto: Villa de La Tapia.

El "Blériot" tipo "Spad" – militar de 450 H.P. que obsequió el minero Simón I. Patiño; instantes antes de desplomarse sobre la multitud, el día de su misma entrega, trágico hecho sucedido en "El Alto", 3 de Abril de 1921. Foto: Villa de La Tapia.

tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, El poder del estaño orureño y la primera catástrofe aérea del país

Comenta con Facebook

La Patria (Oruro), noticias de Bolivia y el mundo internacional, periódico boliviano de circulación nacional, comentarios, opiniones, entretenimientos y más. Diario de circulación nacional con alcance en Oruro, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Potosí, Sucre, Tarija, Pando y Beni.

© 2020 Editorial LA PATRIA Ltda.
Oruro, Bolivia

 
Invitado (Versión gratuita)

Beneficios del suscriptor
Acceder
Revista Dominical - Pág 3 de 8


Hazte fan de La Patria
      Hay 254 invitados en línea